in

Cuida la distribución

Un usuario llena un bidón de gasolina

AMLO critica a la prensa “fifí” por “exagerar” el tema

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— Aunque declaró que hay lugares con desabasto de combustible, el presidente Andrés Manuel López Obrador minimizó el tema al afirmar que hay gasolina suficiente y se normalizará el abasto una vez que se aumente la vigilancia en los ductos de Pemex.

En conferencia en Palacio Nacional, el mandatario federal aclaró que no deja de haber robo de combustible por un orden promedio de 100 pipas diarias, pero ha disminuido comparado con las más de mil pipas que se robaban antes de echar a andar la estrategia contra el “huachicoleo”.

“En algunos puntos se ha padecido de desabasto”, reconoció López Obrador.

“Le puedo decir a la gente que tenemos gasolina suficiente y no hay desabasto, lo que cuidamos es la distribución, no abrir los ductos para que no haya fugas, estamos abriendo con cuidado los ductos y eso significa que haya vigilancia del personal”, agregó el tabasqueño.

El mandatario federal detalló que se reforzará la vigilancia de los ductos con 4 mil elementos de las Fuerzas Armadas, para normalizar el abasto de combustible y, al mismo tiempo, “vamos a garantizar que no se roben los combustibles”.

“Vamos a ir regulando todo lo que significa la distribución de las gasolinas. Repito hay gasolina suficiente, esto es importante que se sepa. Tenemos reservas suficientes. Estamos procurando no distribuir la reserva como se hacía anteriormente, abriendo los ductos de manera general y discriminada (sic), sino controlando, porque lo que sucedía era que mantenían los ductos abiertos y se los comentaba en los monitores de Pemex, en un piso de la Torre de Pemex, a pesar de que se estaba constatando el robo, en vez de cerrar las válvulas las mantenían abiertas”, dijo.

El presidente explicó que es una red que funcionaba para robar combustible, incluso había invasión del derecho de vía de los ductos, donde se construían bodegas por donde pasaban los tubos con el combustible y en esas bodegas se ordeñaban, “una estructura que se creó y se pasó de noche”.

“Había una especie de complicidad consciente o inconsciente (de las autoridades)”, afirmó el mandatario.

También recriminó a “la prensa fifí” por estar maximizando el desabasto de combustible.

Aun así, dijo López Obrador, todo el equipo está trabajando por todos los frentes día y noche.

Una distracción y se estrella por alcance

Empresa de asesoría anticorrupción