in ,

AMLO pide a los mexicanos tener paciencia

Foto: Megamedia

AMLO dice que purificará la vida pública del país

CIUDAD DE MÉXICO (EFE y Notimex).— El nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se dirigió ayer a los ciudadanos tras asumir el cargo para reafirmar su compromiso de “no mentir, no robar y no traicionar”, y les pidió tener paciencia y confianza.

En un gesto que no suele verse en las jornadas de investidura, el líder de Morena pronunció un largo discurso en el Zócalo de Ciudad de México en el que reiteró todas sus promesas y propuestas para este sexenio.

Tras encabezar una recepción privada con líderes internacionales y participar en un ritual en que los representantes de los 68 pueblos indígenas mexicanos le entregaron el bastón de mando de sus comunidades, López Obrador clamó que “hoy comienza lo que podríamos llamar una modernidad forjada desde abajo y para todos”.

“Para resumir en una frase: lo que buscamos, lo que anhelamos, es la purificación de la vida pública de México”, señaló.

A lo largo del discurso, que se extendió más de una hora, el político mencionó algunas de sus propuestas estrella, que también enumeró en el mensaje que pronunció justo después de hacer el juramento al cargo en el Congreso de la Unión.

López Obrador reafirmó que en su Gobierno estarán primero los pobres, y que se va a incrementar el presupuesto para financiar programas sociales gracias a que se van a liberar fondos porque, dijo, “se va a acabar con la corrupción”.

El presidente rogó a los ciudadanos tenerle paciencia y confianza, porque “nos están entregando un país en quiebra, sobre todo en lo que tiene que ver con la industria petrolera y eléctrica”.

Asimismo, recordó que habrá un auténtico Estado de derecho, y que a nadie le estará permitido violar la Constitución o las leyes.

“No habrá impunidad y se van a cancelar, abolir, los fueros y los privilegios”, aseguró el ahora mandatario.

Fiesta en el Zócalo

En la plancha capitalina no hubo cabida para la calma, ni un centímetro, la gente palpitaba, gritaban su nombre, “¡No nos vayas a fallar!”, “¡Estamos contigo!”, “¡Presidente, Presidente!”, “es un honor estar con Obrador”, “sí se pudo”, todo es un murmullo interminable de voces, todo es una fiesta.

De pronto se hizo el silencio, el humo de copal se elevó frente a su rostro, el semblante de Andrés Manuel cambió, frente a los pueblos originarios se vio solemne, mientras aquella nube de incienso iba rodeando todo su cuerpo en una ceremonia que recuerda que las raíces prehispánicas de México están vivas.

Con la mano extendida al este donde sale el sol, la multitud se unió a la ceremonia, sonaron de nuevo las caracolas, después al oeste, donde los últimos rayos de sol se reflejaron entre las ventanas. Suena la caracola: viento del norte, suena la caracola: viento del sur, los cuatro puntos cardinales y después de rodillas para saludar a la madre tierra.

Los pueblos indígenas le hicieron entrega del bastón de mando y lo alzó ante los miles de asistentes.

Fue un discurso largo, en el Zócalo se hizo de noche, al final más aplausos, “les invito a que ayudemos todos a convertir en realidad estos compromisos”, señaló Obrador al final del evento.

 

Cierre Música

Con música y espectáculos cierra el acto de López Obrador en el Zócalo capitalino

Fiesta musical

Tras el discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador, se escuchó en la Plaza de la Constitución el Himno Nacional mexicano, que dio paso a una fiesta musical en el Zócalo de la Ciudad de México en la que participaron varios cantantes.

El presidente Andrés Manuel López Obrador celebra al final de su ceremonia de investidura en la Cámara de Diputados

López Obrador, sin derecho a fallar

Toma de posesión

Colombia buscará fortalecer su relación con México, asegura Iván Duque