in

Consultará a las comunidades

El Presidente habló del Tren Maya durante el diálogo con los pueblos maya peninsular

AMLO: “Que el pueblo decida si quiere Tren Maya”

CALAKMUL, Campeche (Notimex y El Universal).— El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que los adversarios del gobierno se disfrazan de “ambientalistas” para evitar la construcción del Tren Maya, por lo que habrá consultas ciudadanas en diciembre para saber si las comunidades indígenas están o no de acuerdo con el proyecto.

Durante su visita a este municipio para sostener un encuentro con los Pueblos Indígenas migrantes maya, chol, tsotsil y tseltal, el mandatario indicó que no desea que la obra del Tren Maya pueda recibir amparos en contra, como los 140 que se impusieron contra el aeropuerto de Santa Lucía a cargo de “adversarios” y “conservadores”.

“Ya lo resolvimos legalmente y ya empezó a construirse el aeropuerto de Santa Lucía, pero lo mismo con el tren, por eso lo estoy advirtiendo, porque los conozco, aunque se disfracen de ambientalistas”, expresó.

Recalcó que es un proyecto para beneficio del pueblo, por lo que no habrá afectaciones al medio ambiente ni a la riqueza cultural, “pero de todos modos no se va a imponer nada”, destacó, al citar a Benito Juárez con la frase “nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho”.

“Por eso vamos a llevar al cabo consultas ciudadanas, que sea el pueblo el que decida, vamos a procurar que el mes próximo se vote, todos ustedes, si quieren o no quieren; ahora sí, que el pueblo decida”, expresó.

Como lo hizo en Yucatán, ahora en Campeche, el jefe del Ejecutivo federal señaló que no desea “echar a andar algo” y que no se concluya durante su mandato, pues de lo contrario, dijo que la obra se quedaría inconclusa y se perderían los $120 mil millones de inversión.

“Yo no me voy a reelegir, yo soy maderista: ‘sufragio efectivo no reelección’, nada más hasta el 24 (2024), y eso si lo decide la gente, porque en el 22 (2022) va a haber revocación del mandato”, expresó frente a los asistentes en Xpujil, Calakmul.

Como lo hizo ayer en Carrillo Puerto, Quintana Roo, pidió a los asistentes que para “medirle el agua a los camotes”, levanten la mano los que creyeran que se perjudicaría a la población con la construcción del Tren Maya, a lo que nadie respondió, mientras que todos la alzaron cuando preguntó si consideraban que sí debería construirse dicha obra.

Durante un encuentro con el pueblo maya peninsular y población indígena migrante en la cancha de básquetbol del Parque Domos de esa comunidad, López Obrador advirtió que no le gustaría que por mezquindades de “la oposición chueca y latosa” quede inconcluso el Tren Maya, que traerá desarrollo económico y empleos.

“No quisiera, se los digo con toda franqueza, que por mezquindades empiecen a llover los amparos y se detenga la obra (…) Si es así, mejor no la inicio, porque yo no voy a dejar una obra inconclusa”, puntualizó.

Tren Maya Protesta

López Obrador afirmó que su proyecto del Tren Maya no afectará el medio ambiente ni a las zonas arqueológicas.

“Empleos y bienestar”

“El objetivo es que se conozca la riqueza artística y cultural de la región, y que el turismo genere empleos y bienestar en la Península de Yucatán”, expresó ayer el jefe del Ejecutivo estatal, en su visita a Xpujil, cabecera municipal de Calakmul.

Protesta con pancartas

Previo a su encuentro en ese lugar con pueblos maya peninsular, ch’ol, tsotsil, tseltal y población indígena migrante, un grupo de jóvenes del “Frente Peninsular por la vida y la selva. Agua sí, Tren no” exhibió unas pancartas en oposición al megaproyecto que recorrerá la Península, Tabasco y Chiapas.

Contraste peninsular

qué es un bot y para qué sirve

Yucatecos “digitales”