in

AMLO resta importancia a datos de crecimiento y destaca la distribución de la riqueza

El presidente Andrés Manuel López Obrador saluda durante la presentación de su I Informe de Gobierno en Palacio Nacional (Foto de EFE)
El presidente Andrés Manuel López Obrador saluda durante la presentación de su I Informe de Gobierno en Palacio Nacional (Foto de EFE)

El Tren Maya y el nuevo aeropuerto, obras “de gran envergadura”

CIUDAD DE MÉXICO.— En el mensaje por el I Informe de Gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador restó importancia al crecimiento económico del país, que atraviesa una clara desaceleración, y marcó como prioridad el reparto equitativo de la riqueza.

“Tenemos el propósito de, poco a poco, deshacer la obsesión tecnocrática de medirlo todo en función del simple crecimiento económico”, aseveró AMLO en Palacio Nacional.

Te puede interesar: López Obrador: Hay respeto mutuo con EE.UU. pero se defiende a los migrantes

El presidente consideró que “lo fundamental no es el crecimiento cuantitativo sino la distribución equitativa de la riqueza”.

“El crecimiento económico no debe ser entendido como un objetivo en sí mismo sino como un medio para lograr un objetivo superior: el bienestar general de la población”, dijo López Obrador.

La felicidad de la gente, el objetivo

Sostuvo que el objetivo de todo gobierno debe ser “conseguir la felicidad de la gente”.

El presidente ha defendido en diversas ocasiones que México cerrará 2019 con un crecimiento económico del 2% y al finalizar su mandato en 2024 el país habrá crecido al 4% en promedio anual.

Sin embargo, la mayoría de organismos financieros nacionales e internacionales creen que el país no superará este año el 1% de crecimiento pues en los primeros seis meses de 2019 la economía se estancó, creciendo un 0% en el segundo trimestre frente a los primeros tres meses del año.

La austeridad, una forma de gobierno

“La esencia de nuestra promesa económica consiste en convertir la honestidad y la austeridad en una forma de gobierno”, expresó AMLO, quien repasó todas sus medidas destinadas a combatir la corrupción y a reducir privilegios gubernamentales.

Señaló que la deshonestidad de los gobernantes es la causa principal de la desigualdad económica y social del país, por lo que se marcó como objetivo “acabar con la corrupción y la impunidad”.

Destaca medidas de austeridad

También dijo haber cancelado las condonaciones de impuestos de los grandes contribuyentes, haber reducido los sueldos de los altos cargos de la administración, haber suprimido las pensiones a los expresidentes, haber eliminado el Estado Mayor que protegía al presidente y haber puesto en venta el avión presidencial de su antecesor, Enrique Peña Nieto (2012-2018).

López Obrador dedicó un aplauso a los migrantes mexicanos, que calificó de “héroes vivientes“, unas sentidas palabras porque gracias a las remesas ayudan mucho a la economía popular.

Destacó que en los primeros seis meses del año se enviaron remesas de 16,845 millones de dólares, como informó el Banco de México el pasado 1 de agosto.

La reforestación y el Tren Maya

En otros asuntos, resaltó el programa de reforestación Sembrando Vida porque busca plantar un millón de hectáreas de árboles y ha generado 230,000 empleos, frenando así también la migración.

Destacó el avance en proyectos “de gran envergadura” como el Tren Maya, que conectará varios estados del rezagado sur y sureste del país.

Por ello, el 13 de diciembre terminarán los estudios de ingeniería básica, y posteriormente se licitará la construcción.

Defiende el aeropuerto de Santa Lucía

Sobre la cancelación del aeropuerto de Texcoco, impulsado por Peña Nieto, López Obrador celebró que ya se finiquitaron todos los contratos establecidos y bonos.

Defendió su polémica decisión porque, dijo, la terminal aérea en el Lago de Texcoco se hubiera hundido y suponía un gran impacto medioambiental.

Además, añadió, con la reconversión de la terminal militar de Santa Lucía en un nuevo aeropuerto civil para la capital se tendrá una mejor solución a largo plazo y habrá un ahorro de unos 100,000 millones de pesos.

Agradecimiento a los empresarios

Tendió la mano a los empresarios y agradeció en particular la colaboración del magnate Carlos Slim, presente en la presentación del Informe, y del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Cuando habló sobre el aeropuerto de Texcoco insistió en que cancelarlo fue la mejor decisión pues estaba condenada a hundimientos y afectaba la fauna de la región.

“Nos llevó algún tiempo cancelar los compromisos contraídos en la pasada administración para la construcción del aeropuerto en el lago de Texcoco, pero afortunadamente ya se liquidaron bonos y contratos pendientes con las empresas”.— Con información de EFE y El Universal

“Justiciero anónimo” dispara y mata a ladrón en CDMX