in ,

Asegurar un auto es más común que contratar un seguro de vida o de vivienda: el 26.67% de los autos están asegurados

Si alguna enseñanza ha dejado el año pasado, es que estar prevenido frente a accidentes o riesgos inesperados (robos, incendios, choques, una pandemia mundial, etc.) puede evitar mayores perjuicios a futuro. A pesar de ello, en la mayoría de los países de América Latina aún queda mucho por desarrollar en cuanto a cultura de prevención del riesgo y seguros, y México no es la excepción.

De hecho, esta situación se ha reflejado en el actual contexto de pandemia por Covid-19. Es importante tener en cuenta que el país se encuentra en el tercer puesto en número de muertes por contagio de acuerdo a los datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Del total de fallecidos registrados (los que a la fecha superan los 190 mil), tan solo el 30% contaba con algún tipo de seguro de vida. Este dato, aportado por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), es preocupante ya que agrava la situación de familias que, a más de hacer frente al dolor de la pérdida de un ser querido, deben encarar una situación económica que tiende a empeorar al perder, tal vez, la única fuente de ingreso del hogar.

Con la intención de analizar los cambios de hábitos que puede haber traído esta “nueva normalidad”, la aseguradora Chubb realizó un estudio llamado “Seguridad en tiempos de trabajo remoto en América Latina”, desarrollado en nueve países de la región. De los datos relevados en México, se concluye que el seguro de autos es el que prevalece frente a otro tipo de coberturas como de vida o de vivienda. Tal vez uno de los principales motivos sea que en 17 de las 32 entidades del país, tener un seguro con responsabilidad civil es obligatorio para poder circular.

Lo anterior no implica que el mercado de seguros de auto esté plenamente desarrollado: del total de vehículos en circulación en el país (una cifra que alcanza de 30 a 40 millones de coches), tan solo 12 millones se encuentran aseguradas. Esto demuestra que la protección frente a eventuales riesgos en la conducción no es una prioridad para los mexicanos, aún cuando, en promedio, ser responsable por un siniestro pueda costar más de 24 mil pesos. La buena noticia es que, también apoyado por el impulso que la pandemia generó, la tabla comparativa de seguros de auto y las diversas opciones cada vez crece más y se adapta a los diversos perfiles de los usuarios: pólizas temporales, posibilidad de elegir diversos aspectos a ser protegidos, etc.

Ya si se analizan las restantes categorías de seguros, la contratación sigue siendo exigua. Del total de la población adulta, sólo 10.6 millones cuenta con algún tipo de seguro de vida que le brinde cierto respaldo económico a su familia en caso de fallecimiento, y si de seguros de salud se trata, únicamente el 1.3% de la población cuenta con dicha cobertura.

(I.S.)

PIEL SIN ARRUGAS

¿Cómo hacer que su piel parezca más joven y sin arrugas?

boda de la hija declaudia Pavlovich

Polémica boda de hija de gobernadora; asisten "El Potrillo" y Peña Nieto