in , , ,

Las enfermedades de Peña Nieto en sus seis años de gobierno (fotos)

“Enferman” a Peña Nieto

Conforme se acerca el fin del sexenio de Enrique Peña Nieto parece que su salud mejora, al menos eso evidencian las más recientes imágenes del mandatario, donde su aspecto aparenta tranquilidad, a diferencia de meses pasados cuando incluso se llegó a manejar sobre una presunta enfermedad.

En el transcurso de su sexenio fue tema de polémica la salud del Presidente, en especial en las redes sociales, donde se aludía a los cambios que reflejó su rostro tomando en cuenta cuando comenzó el gobierno, pues se fue demacrando.

Los cambios en el rostro del Presidente

De hecho, durante su sexenio fue operado en dos ocasiones: en 2013, cuando le fue retirado un nódulo tiroideo que resultó benigno y no le afectó las cuerdas vocales, y en 2015, cuando fue intervenido para extraerle la vesícula biliar, tras sentirse mal durante la madrugada.

La polémica por el tema se acentuó a mediados de 2015, cuando el periodista Rafael Loret de Mola Vadillo publicó un vídeo en el que afirmaba, sin ofrecer pruebas, que  el mandatario padecía cáncer de próstata e incluso le pedía que se retirara del cargo.

El 25 de junio de ese año el Presidente fue operado en el Hospital Militar para extirparle la vesícula biliar, pero el periodista afirmaba que “su palidez y su demacración en el rostro obligan a pensar que la enfermedad que tiene, desgraciadamente para él, es irreversible”.

Otro caso muy sonado fue la irritación ocular que sufrió Peña Nieto durante un evento en Querétaro, que lo afectó a él y otros funcionarios. Sin embargo, en esa ocasión el secretario de Salud José Narro Robles afirmó que se debió al uso de lámparas de led y la luz intensa.

Peña Nieto, con trastornos mentales

Ernesto Villanueva, en un artículo publicado el 5 de septiembre de 2016 en “Proceso”, señaló que había indicios razonables de que el mandatario tiene transtornos mentales que podrían explicar lo que sucede con su gobierno.

“Existen, en efecto, algunos elementos que podrían arrojar que el presidente de la República puede padecer de esquizofrenia paranoide. Ésta es un subtipo de la esquizofrenia que han identificado el ICD-10 (la clasificación internacional de las enfermedades de la Organización Mundial de la Salud) y, de manera más genérica, el DSM-5 (el manual de enfermedades mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría), que coinciden en definir a esta enfermedad como una alteración del sistema nervioso central. Se caracteriza por distorsiones fundamentales de la percepción, el pensamiento y las emociones”, señaló.

Te puede interesar: Peña Nieto escogió a Angélica Rivera en un catálogo de Televisa

Mancha en el cuello de Enrique Peña Nieto. Se dijo que fue una herida infectada.

El caso más reciente fue a fines de 2017, cuando se circuló en redes sociales una imagen del Presidente, captada durante el evento de renuncia de José Antonio Meade como secretario de Hacienda, con una extraña “mancha” en el cuello, que desató rumores desde que era una enfermedad hasta, otras más de burla, como que era un “chupetón”.

En ese entonces un periódico nacional señaló que, según sus fuentes, se debía a  una herida que se hizo cuando se rasuraba, pero después se infectó.- Aarón Montero B.

Los seis años de gobierno de Peña Nieto, en  fotos

 

Inquietud legislativa

Ojo de Tinta

Ojo de Tinta: “Complutócrata Yucateca”