in

Aún sin justicia por la agresión a María Elena Ríos

Foto: Megamedia

A un año de salvaje ataque

OAXACA, Oaxaca (El Universal, Excélsior y Eje Central).— Colectivos feministas se organizaron para, a través de la música, protestar y exigir justicia en el caso de María Elena Ríos Ortiz, saxofonista oaxaqueña atacada con ácido en la ciudad mixteca de Huajuapan de León.

La protesta sucede a pocos días de que el ataque cumpliera un año, pues sucedió el 9 de septiembre de 2019 y hasta hoy no ha alcanzado justicia, informó la propia María Elena, quien exigió a las autoridades que ejecuten la orden de aprehensión pendiente en su caso, que está detenido por la pandemia de Covid-19.

En la metrópoli

Ayer, en Ciudad de México, mujeres portando pasamontañas y pañuelos morados y verdes se organizaron para sumarse al llamado de justicia.

Se trasladaron a la oficina de la representación del gobierno de Oaxaca en la capital del país, ubicada en la colonia Anzures, donde dieron lectura a un pronunciamiento.

En el lugar, la cantautora feminista Vivir Quintana y El Palomar interpretaron la “Canción sin miedo”, pieza musical que ha sido acogida como un himno por el movimiento feminista que llamó a su interpretación masiva este 15 de septiembre en la ciudad de Oaxaca durante “La Antigrita” de Independencia, actividad de protesta programada en respaldo de la toma de la CNDH, con la cual se exige justicia por las mujeres víctimas de feminicidio y de la violencia de género.

“A un año del ataque con ácido que sufrió María Elena Ríos Ortiz, saxofonista mixteca de 26 años de edad, no se le ha hecho justicia a este intento de feminicidio en el que hay al menos cinco implicados”, cita el pronunciamiento leído a las afueras de la oficina.

El documento además menciona el retraso de las terapias de rehabilitación, que vulnera los derechos de la joven. Las activistas urgieron a que las autoridades ejecuten la orden de aprehensión pendiente.

“No se puede garantizar la seguridad de Male, ni de todas las mujeres, sin que todos los perpetradores del brutal crimen sean llevados ante la justicia”, expusieron.

“La Antigrita” de Independencia comenzó ayer teniendo como escenario la ocupada sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, denominada desde la semana anterior como “Casa Refugio Ni Una Menos”.

Las organizadoras deploraron la ausencia de representantes de dos televisoras nacionales “que en cada marcha no dejan de criminalizar a las compañeras”.

La actividad incluyó testimonios de familiares de víctimas de feminicidio y de parientes de personas desaparecidas, y un programa musical. Para hoy está programada una marcha por calles del Centro Histórico.

Critican a Kimberly Loaiza tras revelar colaboración con James Charles