in ,

Avala el Senado la Ley de Austeridad: otorga partida secreta a López Obrador

Sesión extraordinaria del Senado, que avaló en lo general y particular la Ley de Austeridad (Foto de El Universal)
Sesión extraordinaria del Senado, que avaló en lo general y particular la Ley de Austeridad (Foto de El Universal)

CIUDAD DE MÉXICO.— La Cámara de Senadores avaló en lo general y particular la Ley de Austeridad, que prevé una partida secreta que será usada a discreción del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Según el documento, esa partida secreta se obtendrá de los ahorros que se obtengan por el plan de austeridad que impulsa el Ejecutivo federal.

Te puede interesar: La Coparmex pide al gobierno de AMLO una austeridad “racional”

El artículo 61 de la ley señala: “Los ahorros generados como resultado de la aplicación de dichas medidas deberán destinarse, en los términos de las disposiciones generales aplicables, a los programas del ejecutor del gasto que los genere”.

“Por cuanto hace al Poder Ejecutivo, dichos ahorros se destinarán a los programas previstos en el Plan Nacional de Desarrollo o al destino que por decreto determine el titular”.

Prohibición para trabajar 10 años en iniciativa privada

Quedó establecido en el artículo 24 que los servidores públicos que ocupen un puesto superior jerárquico y tengan información privilegiada no puedan trabajar en la iniciativa privada por lo menos en 10 años, una vez que dejen el cargo, a fin de evitar conflicto de interés y corrupción.

La oposición, integrada por el PAN, PRD, PRI y MC, votó contra los artículos mencionados, pero al ser una ley secundaria, que no requiere de las dos terceras partes de los senadores presentes, Morena y sus aliados avalaron la norma.

Ley de la “corrupción republicana”

La senadora Cecilia Márquez (PAN) dijo que se debería llamar la ley de la “corrupción republicana” porque es una norma de buenas intenciones pero con corrupción, pues se le otorgará un “cheque en blanco o más bien 90 mil millones” a López Obrador para que, por decreto y a discreción, haga uso de esos recursos.

“Este recurso público de los ahorros que dejan en manos del presidente puede ser utilizado (con fin) político electoral, como dádiva a cambio de votos, porque la ley no contempla mecanismos claros y transparentes en las que se utilizará el recurso”.

“Nosotros estamos para ser contrapeso, es lamentable que no lo entienden y que de lo que tanto se quejaron lo estén magnificando”, expresó.

“Con el estómago y no con la razón”

Vanessa Rubio, del PRI, lamentó que haya ganado “el estómago y no la razón”, cuando había un trabajo en conjunto que permitía aprobar una ley de austeridad que de verdad sirva a México, que perjudica a los funcionarios públicos y no viola la Constitución.

“Estamos aprobando una ley que viola la división de Poderes, la autonomía de los órganos autónomos y que afecta a los 1.4 millones de servidores públicos, que no podrán trabajar en la iniciativa privada hasta pasar cinco años de haber ejercido un cargo público, porque no distingue ni siquiera grados de responsabilidad”, precisó.

El MC afirma que hubo “albazo”

Samuel García, senador de MC, dijo que si bien la oposición apoya la austeridad, “fue una grosería lo que ocurrió en comisiones, donde hubo un albazo”.

Anticipó que irán a la Suprema Corte a presentar acciones de inconstitucional en 11 artículos.

“Estamos seguros que llegando a la Corte este Senado será exhibido por sacar vía rápida una ley que pudo salir de manera unánime, pero que por línea de una secretaría nos tuvieron que meter un albazo”.

“La austeridad no son recortes, pues esta ley no incluye a estados y municipios”, indicó.

Injerencia del Poder Ejecutivo

Antonio García Conejo (PRD) refirió que la visita de la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, horas antes de la votación en comisiones del dictamen dio muestra de la fragilidad que tiene el grupo mayoritario ante las decisiones del Ejecutivo.

“Por ello es necesario generar verdaderos contrapesos y disminuir las decisiones discrecionales”, subrayó.

Morena, junto con sus aliados, avalaron dos reservas: una de la senadora Geovana Bañuelos (PT) y otra del morenista Félix Salgado.

Reservas avaladas por Morena

La primera propuso prohibir fideicomisos en el Poder Judicial y órganos autónomos.

La de Salgado Macedonio propuso cambios en la redacción del artículo 24 para delimitar que solo sean los mandos superior jerárquicos y aquellos que tengan información privilegiada y que pueden causar conflicto de interés los que no puedan trabajar en la iniciativa privada por lo menos en 10 años.

El dictamen se remitió a la Cámara de Diputados debido que tuvo modificaciones.

Crisis humanitaria en la frontera

Trump autoriza 4,600 MDD de ayuda a México para el control de migrantes

Conferencia matutina

López Obrador abandona la idea de unificar el sistema de salud