in

Avanza caso de polémico accidente

Rafael Moreno Valle

No encuentran evidencias de falla en un helicóptero

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).— Las investigaciones del accidente de helicóptero que se cobró la vida de la gobernadora de Puebla Martha Érika Alonso en diciembre de 2018 avanzan pero aún se desconoce la causa del siniestro, informó ayer el gobierno federal.

En un comunicado de prensa, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), informó que, de forma conjunta con las autoridades internacionales, los representantes de los fabricantes siguen investigando las posibles causas electromecánicas que pudieron generar una pérdida de control de vuelo.

Los análisis realizados hasta ahora desvelan que los controles de la aeronave, como son rotor principal y de cola, transmisión y caja de 90 grados “no presentaban evidencias de falla previa al impacto de la unidad”.

Asimismo, se indicó que los daños y rastros que presentaban los dos motores del helicóptero denotan haber estado en funcionamiento al momento del impacto.

Sin embargo, los componentes de memoria interna que podrían confirmar lo anterior resultaron dañados por el impacto y el fuego.

Del análisis que se hizo de dos de las cuatro luces del “master warning” y “master caution”, se identificó que estuvieron encendidas antes del impacto, pero aún no se determina en qué momento del vuelo se iluminaron.

Del 25 al 27 de julio de 2019 se realizaron pruebas destructivas a las otras dos luces de “master warning”, “master caution” y bomba hidráulica de la aeronave.

De la inspección hecha al rotor principal, se determinó que se deberá analizar si los trabajos de mantenimiento realizados a estos componentes se apegaron a los procedimientos establecidos por el fabricante Leonardo Helicopter Divison (LHD).

También se realizó un análisis del audio de la tripulación del XA-BON con la torre de control Puebla, en el que no se aprecia un comportamiento inusual en las revoluciones.

Se apuntó que en los dos últimos ruidos del audio se escucha una fluctuación de las revoluciones en 2%.

En el accidente, ocurrido el 24 de diciembre de 2018, murieron los políticos Rafael Moreno Valle y su esposa, Martha Érika Alonso.

El accidente ocurrió a las 14:40 hora local, 10 minutos después del despegue del helipuerto denominado “El Triángulo de las Ánimas”.

El helicóptero se desplomó en el poblado de Santa María de Coronango, tres millas náuticas al norte del aeropuerto internacional de la ciudad de Puebla.

De la mano del Partido Acción Nacional (PAN), Moreno Valle logró ser gobernador del estado de Puebla (2010-2016), precandidato presidencial y senador, mientras que su esposa fue la presidenta del sistema asistencial hasta que el pasado 15 de diciembre tomó posesión como gobernadora tras meses de una batalla jurídica por el resultado de las elecciones del 1 de julio.

Más allá de sus cargos públicos, ambos consolidaron el régimen del “morenovallismo” con un control de la política local, la modernización de las principales ciudades y un crecimiento económico del estado por encima de la media nacional.

Sin embargo, también fueron señalados por la oposición de ejercer el poder con mano de hierro, encarcelar a líderes sociales y políticos, ejercer presión contra los alcaldes contrarios y abandonar a los sectores más vulnerables.

Sosa, salvador melenudo

Cartón de Tony: Ajustando la brújula