in ,

Banda “Las Pelonas” estaría implicada en el secuestro de Norberto Ronquillo

Imagen ilustrativa (Foto tomada de Infobae)
Imagen ilustrativa (Foto tomada de Infobae)

CIUDAD DE MÉXICO.- Una banda que autoridades locales identifican como “Las Pelonas” se dedica desde hace 30 años a secuestrar preparatorianos y universitarios de escuelas privadas en Tlalpan, Coyoacán y Xochimilco.

Para regresar a sus víctimas con vida piden sumas de 4 a 5 millones de pesos, pero asesinan a los plagiados durante las primeras 48 horas luego de su secuestro.

Te puede interesar: Investigan a familia y a banda delictiva por secuestro de Norberto Ronquillo

Similitudes con un hecho reciente

El “modus operandi” es muy similar al caso de Norberto Ronquillo, estudiante de la Universidad del Pedregal.

Con base en la carpeta FCIH/UI-1C/D/00100/06-2019, esta es una de las líneas de investigación, pero hasta el momento la procuraduría local no ha encontrado indicios para vincular a la banda en este secuestro.

Otra característica de “Las Pelonas” es que abandonan los cuerpos de sus víctimas en la zona boscosa de Xochimilco, Tlalpan y Milpa Alta; el líder de ese grupo es identificado solamente como “El Barbas”.

“Me juntarás los millones…”

Un audio en poder del periódico “El Universal” da cuenta de la negociación entre el secuestrador y el padre de una joven universitaria en 2017.

“Me vas a juntar los 4 millones, escúchame bien, no te vayas a pasar porque esto puede cambiar muy drásticamente, ni me digas que me vas a salir con 100 mil o 400 mil pesos porque te mando a la v… Ni siquiera 1 millón te voy a aceptar por la p… vida de tu hija”, se escucha en el audio.

El padre pide tiempo para juntar el dinero y que no dañe a la joven.

En el expediente de ese caso consta que la familia pagó 500 mil pesos, pero días más tarde encontraron el cuerpo de la joven en las inmediaciones del pueblo de Topilejo, en la extinta delegación Tlalpan.

Otros casos fatales

En el historial delictivo de la banda figuran cinco expedientes de 2015 a 2018. En tres de ellos sus víctimas murieron y en dos fueron entregados con vida después de pagar la cantidad millonaria que exigían.

La primera víctima mortal fue en 2015, cuando secuestraron a un joven de una universidad sobre la avenida Insurgentes Sur, en la alcaldía Tlalpan. Por él pidieron 5 millones de pesos.

En 12 horas la familia consiguió 800 mil pesos y pagó el rescate, pero el cuerpo del joven de 22 años se halló en la zona del Ajusco.

Te puede interesar: Secuestran a periodista en Veracruz; familia responsabiliza al gobernador

Ese “modus operandi” se repitió en 2017. La víctima fue una joven de 18 años a quien secuestraron saliendo de su universidad sobre Viaducto Tlalpan, en la colonia Espartaco, Coyoacán.

La familia juntó 500 mil pesos y entregó el efectivo, pero la universitaria no regresó con vida. Llamó la atención que toda la negociación se concretó en 12 horas y cerca del plantel.

El hecho más reciente que se vincula a “Las Pelonas” ocurrió a principios de 2018. Un estudiante originario de Morelos corrió con la misma suerte.

Su familia se negó a pagar el rescate y pidió la intervención de las autoridades. En represalia, los secuestradores asesinaron a su víctima y abandonaron el cuerpo en las inmediaciones de Xochimilco.

Centro de mando

“Las Pelonas” han operado de manera constante en la zona sur de la ciudad, pues las estadísticas revelan que cometen al menos un secuestro importante por año.

Sin embargo, las autoridades no los han identificado. A su líder, “El Barbas”, solo lo ubican por la voz, pues se repite en las grabaciones.

Determinaron que se establecieron en las inmediaciones de la alcaldía Milpa Alta. Ahí la familia de “El Barbas” se hace pasar por empresarios en el ramo restaurantero, pues tienen cuatro negocios y un antro que organiza tardeadas.

Te puede interesar: El de Norberto Ronquillo y otros secuestros que conmocionaron a México

La investigación detalla que de ahí mismo reclutan a jóvenes que después se dedican a “elegir” a sus víctimas. Todos son preparatorianos y universitarios de colegios privados.

Con el caso de Norberto Ronquillo, y por el “modus operandi”, la procuraduría capitalina sostiene que posiblemente “Las Pelonas” y “El Barbas” estén relacionados.

Delincuencia “bien organizada”

Esta banda es muy antigua y “tiene toda una infraestructura” para cometer secuestros, aseguró la presidenta de la organización Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace.

Supuestamente las autoridades ya la habían desmantelado, pero se ha reagrupado, afirmó al presentar hoy su informe mensual de la incidencia de este delito en el país.

“Nunca detienen y desarticulan a las bandas completas, ese es el primer problema. En otros países se llevan años en desarticular completamente a la organización criminal”, dijo.

“Aquí (en México) se quedan con el pagador, con el cuidador, entonces (los criminales) se vuelven a reagrupar“, indicó.

Te puede interesar: Detienen a presuntos líderes criminales de La Unión Tepito y Fuerza Anti-Unión

Isabel Miranda dijo que “Las Pelonas” cuentan con “células muy especializadas de negociadores, cuidadores y de los que tienen contacto con los familiares”.

“Una organización criminal muy bien estructurada, por lo que la procuradora de Ciudad de México decía que no descartaba la delincuencia organizada”.

Mototaxistas de Ticul

Mototaxistas de Ticul piden solución al problema del servicio “pirata”

l

Alejandra Guzmán, víctima de robo en su casa