in

Bebé prematura con cardiopatía congénita supera al Covid-19

Kailani es una bebé prematura que logró tocar la campana de la vida en un hospital de Aguascalientes, donde logró superar al Covid-19; además de ser sometida a una cirugía de corazón abierto al presentar una Transposición de las Grandes Arterias” (TGA).

De acuerdo con un boletín del IMSS, la bebé nació en una clínica privada de la ciudad de Aguascalientes y al poco tiempo presentó dificultad respiratoria que ameritó ventilación asistida e intubación con respirador.

 Después de 24 horas mostró mejoría, sin embargo, le detectaron una cardiopatía (la aorta salía del ventrículo derecho y la arteria pulmonar del ventrículo izquierdo); justo al revés de lo normal. Este padecimiento se presenta en uno de cada tres mil nacimientos en el mundo.

Positiva a Covid-19

Ante el riesgo que este padecimiento representaba en la vida de la recién nacida, se determinó su traslado al Hospital General de Zona No. 2 en Aguascalientes, hospital que atiende pacientes Covid-19 y que pidieron una prueba a la pequeña. Esta resultó positiva.

Tras ser valorada se le trasladó de inmediato a una Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) para atender su cardiopatía con oportunidad. La operación se realizó en el Hospital General “Dr. Gaudencio González Garza”, del Centro Médico Nacional La Raza en la Ciudad de México.

En ambulancia vía terrestre, Kailani ingresó el 17 de julio a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales.

Llegó estable, respirando normal, tolerando la vía oral, se le hicieron los estudios pertinentes incluyendo otra ecocardiografía. De manera súbita presentó un deterioro respiratorio que requirió ventilación de alta frecuencia, con lo cual ella fue respondiendo favorablemente”, informó la doctora Juana Pérez Durán, jefa del Servicio de Neonatología de la UMAE.

Te puede interesar: Bebé prematura vence el Covid-19 en Valladolid

La especialista detalló que se logró extubar y programar la cirugía de corazón dentro de sus primeros 10 días de vida, tiempo en el que se tiene que resolver esta cardiopatía para evitar complicaciones e incluso la muerte.

Tras la operación, la bebé permaneció sedada en terapia intensiva con ventilación mecánica e intubada por 10 días, múltiples medicamentos y nutrición parenteral.

Kailani fue recuperándose y se retiraron poco a poco los medicamentos de apoyo; la ventilación y se comenzó con la alimentación, la cual requirió la capacitación de los padres, debido a los procedimientos médicos que recibió la pequeña.

 “Quiero agradecerle a toda la gente que trabaja aquí en este piso del hospital por todo lo que hicieron por mi hija. Muchas gracias a las doctoras Juana y Sandra que tanto nos ayudaron para que mi hija saliera adelante”, expresó el señor Juan Ricardo, papá de Kailani.

La familia abandonó el hospital, rodeados de una valla humana de trabajadores que los despidieron con aplausos.

Se estrella avión militar en Ucrania, mueren 26 personas

Kylie Jenner exige a Kim Kardashian borrar una foto