in

Bloqueo triqui para exigir seguridad

Foto: Megamedia

Hasta anoche no se había dialogado con los quejosos

OAXACA (EFE).— Una representación de los 503 indígenas triquis desplazados por la violencia política y social de la zona llamada Tierra Blanca, en el municipio de San Juan Copala, instalaron un campamento y bloquearon la carretera federal que conecta la ciudad de Oaxaca con Ciudad de México, a fin de exigir garantías que les permitan retornar de forma segura a este municipio.

Tiendas de campaña y fogatas forman parte del plantón que fue instalado el lunes en la tarde en el crucero de Hacienda Blanca, perteneciente al municipio de San Pablo Etla, localidad conurbada a Oaxaca ciudad.

Según Horacio Santiago, vocero del Movimiento de Unificación de Lucha Triqui Independiente (Multi), son 143 familias que desde el 26 de diciembre fueron obligadas a dejar su comunidad por la violencia que desde hace décadas se mantiene en la región triqui de Oaxaca.

“Es por eso que las personas ya están hartas, de hecho tuvimos un plantón en Ciudad de México desde esas fechas; ahorita ya llevamos seis meses y pues el hecho de vivir en la calle, estar en la lluvia y el sol, pues eso ya generó hartazgo. la gente ya quiere regresar a su pueblo”, dijo ayer desde el campamento donde viven y duermen desde la noche del lunes mujeres, niños y adultos mayores.

Quieren retornar

Agregó como condición única para levantar el bloqueo carretero que las familias puedan regresar a sus hogares, y por ello solicitan a los gobiernos federal y estatal que se les brinde seguridad en la zona.

“Queremos que se dé una fecha de retorno para que las personas puedan retornar lo antes posible a Tierra Blanca, Copala, con la instalación de una base de la Guardia Nacional para que les pueda generar seguridad”.

Sin embargo, hasta ayer, a más de 18 horas de bloqueo, ninguna autoridad de la Secretaría General del Gobierno de Oaxaca se ha presentado a la manifestación a dialogar con los afectados.

Enriquecen la labor de periodistas

Cartón de Tony: De su propio chocolate