in

Caída de Corea del Sur en sector de automotores

Un trabajador de KIA en Pesquería

Desplazado por México

CIUDAD DE MÉXICO.— México desplazó a Corea del Sur como el sexto mayor productor de vehículos automotores del mundo en el 2018, consolidándose en el sector industrial en el que es más competitivo.

La producción de autos en el país asiático cayó por tercer año seguido, una tendencia influida por el traslado de plantas manufactureras de Hyundai Motor de esa nación al exterior.

En el 2018, la producción surcoreana de vehículos automotores, incluidos los vehículos pesados, registró una caída de 2% interanual, para ubicarse en 4 millones 30,000 unidades, según la Asociación de Fabricantes de Automóviles de Corea.

Por su parte, México produjo el año pasado 3 millones 908,139 vehículos ligeros, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, a la vez que su producción de autos pesados sumó 162,467 unidades de enero a noviembre, según las cifras de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones.

Con ello, ambos volúmenes suman 4 millones 70,606 unidades, superando el nivel de Corea del Sur, aún con el dato pendiente de diciembre respecto a unidades pesadas.

Mientras que la producción de México escaló año con año desde el 2010 hasta el 2018, la de Corea del Sur cayó el año pasado 13.5%, frente a su máximo histórico logrado en el 2011.

Según el diario japonés “Nikkei”, Hyundai Motor, que controla 70% del mercado surcoreano junto con Kia Motors, trasladó su producción a México e India

A nivel global, China lidera la producción mundial, con 29 millones de unidades en el 2017, seguida por Estados Unidos, Japón, Alemania e India.

También México es el quinto productor mundial de autopartes, con ingresos anuales de 92,000 millones de dólares y el segundo mayor mercado de exportación para autopartes de Estados Unidos. Asimismo, es el quinto mayor fabricante y exportador de autos pesados y especializados en las industrias de construcción y agricultura.— El Economista

 

Espacios para el buen comer

Cartón de Tony: Diagnóstico hemático