in ,

Calculan más caídas por la crisis

Una persona se coloca gel antibacterial en un mercado capitalino

UBS augura que las inversiones podrían colapsar

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— La economía mexicana podría caer hasta 5.3% por los efectos del coronavirus, informpo ayer el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En la actualización de sus cálculos, consideró el impacto de choques externos; no se contemplan los de la oferta debido a la cuarentena, el confinamiento y los cierres de empresas para frenar la propagación del Covid-19.

Al dar a conocer el Informe Macroeconómico de América Latina y el Caribe 2020 “Políticas para combatir la Pandemia”, el BID ajustó el pronóstico de crecimiento para 2020 de México de 1.6% previsto antes de la pandemia a -5.3% en un escenario de choque extremo.

Según el banco, en el escenario más moderado se prevé una baja en el crecimiento de 2.3% y de 3.4%. Tomando en cuenta un contexto severo podría descender 4.5%.

También estableció que si los bajos niveles de los precios del petróleo persisten pueden tener graves repercusiones para los exportadores de petróleo, como Colombia, Ecuador y México.

El informe que presentó la investigadora Victoria Nuguer y el asesor principal del departamento de Investigación del BID, Andrew Powell, pone de relieve que la región suele tardar en recuperarse de choques fuertes, pese a que el resto del mundo lo haga con relativa rapidez.

Se prevé que América Latina y el Caribe pasarían de un crecimiento de 2.1% para este año a un desplome de 4.8% en el escenario extremo. Otro de los países más afectados de la región sería Brasil, con un descenso de 4.4% para un contexto extremo.

En los cuatro escenarios de choque pronosticados por los expertos del BID, se consideraron los efectos que tendrían el comportamiento de las economías china y estadounidense sobre América Latina y los países más importantes de la región.

En el caso de México, muestra un grave impacto dada su estrecha asociación con los Estados Unidos y su alta integración en la cadena global de valor.

Los bajos precios del petróleo también repercutirán en la posición fiscal consolidada del país, y porque ha registrado aumentos relativamente pronunciados de los rendimientos de los bonos.

“La magnitud del choque de la demanda, la caída de los precios de los productos básicos y el aumento de los costos de financiamiento, probablemente provoquen una subutilización mayor de los recursos en la región”, advirtió el BID.

Anticiparon que habrá repercusiones adicionales de esas medidas.

Colapso de inversiones

El banco de inversión suizo UBS redujo de -3.5 a -7.5% su perspectiva de caída de la economía mexicana en 2020, el peor comportamiento que se haya tenido en el país desde la crisis de la deuda de los años ochenta, la crisis del tequila de 1995 o la crisis financiera de 2008 y 2009.

Según la firma, el impacto en la economía nacional será consecuencia de una fuerte caída de 6% en la de Estados Unidos y de una débil respuesta del gobierno mexicano ante la pandemia

“La respuesta de la política mexicana al coronavirus se encuentra entre las más débiles del mundo, informó el organismo financiero.

En ese sentido, la firma señaló que prevé un colapso en las inversiones y que los motores de consumo en México se detendrán en el segundo trimestre.

“Es probable que el golpe al empleo no tenga precedentes en esta crisis y estamos prediciendo que la tasa de desempleo aumentará por encima de los máximos observados en la crisis del tequila (7.6%) entre ahora y el tercer trimestre de 2020. Además, calculamos que las remesas caigan bruscamente”.

Síguenos en Google Noticias

No es suficiente