in

Espionaje costoso

De acuerdo con la UIF

Calderón y Peña habrían destinado $5,914 millones

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo, informó que de 2012 a 2018, durante los gobiernos de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, se destinaron 5 mil 914 millones de pesos en servicios de espionaje, y aseguró que en la presente administración de Andrés Manuel López Obrador no se han contratado a las empresas que dieron estos servicios.

En conferencia de prensa que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador, Nieto Castillo indicó que entre las empresas que contrataron estos servicios de espionaje están la entonces Procuraduría General de la República (PGR), Banobras, Conagua, así como diversos gobiernos estatales, como el de Veracruz en el periodo de Javier Duarte.

“Los montos contratados en total de depósitos a estas empresas son 5 mil 914 millones de pesos y en retiros 2 mil 889 millones de pesos. Entre las empresas beneficiadas se encuentran el Grupo Balam, que tuvo depósitos de más de 910 millones de pesos, y el Grupo Tech Bull, con 527 millones de pesos”.

“Hay que recordar que se encuentran también concentradas aquí la adquisición del malware ‘Pegasus’ y una serie de empresas relacionadas con 15 transacciones de manera financiera”, señaló.

En el salón Tesorería de Palacio Nacional, el titular de la UIF expresó que los contratos se desarrollaron de 2012 a 2018, y afirmó que concluyeron el 31 de diciembre de 2018. “Durante la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador estos grupos no han sido contratados por el gobierno federal”, aseveró.

En la conferencia matutina, Nieto Castillo puntualizó que este no es el primer caso de adquisición de malware que se ha reportado en México. “El primer caso se remonta a la administración de Felipe Calderón y tiene que ver con la contratación que Genaro García Luna hizo de las empresas de los señores Weinberg para poder contratar el software de NiceTrack”, agregó.

La empresas vinculadas con “Pegasus”, de acuerdo con la UIF, son:

Grupo Tech Bull, S.A. de C.V.; Comercializadora de Soluciones Integrales Mecale, S.A de C.V.; Balam Seguridad Privada, S.A. de C.V.; Constructora del Centro y del Bajío, S.A. de C.V.; Artículos Textiles, Equipo y Accesorios MV, S.A. de C.V.; Proyectos y Diseño VME, S.A. de C.V.; Coordinadora de Imagen y Servicios Estratégicos, S.A. de C.V.; KBH TRACK, S.A. DE C.V., y Grupo Comercial Vicra, S.A. de C.V.

Respecto a Tech Bull, dijo que es la empresa que por 32 millones de dólares fue contratada por la Procuraduría General de la República en la época de Jesús Murillo Karam, “particularmente con una firma del señor Tomás Zerón”.

Sobre Grupo Tech Bull y Balam Seguridad, se refirió que “transaccionan con un grupo de 10 empresas con características de fachada”.

Mencionó también “escasa permanencia de recursos. Accionistas y representantes legales en común y coincidencias en domicilios, la mayoría de los domicilios pertenecen a oficinas virtuales”, explicó.

“Accionistas relativamente jóvenes y con incongruencia del perfil sociodemográfico de los accionistas y las empresas”. añadió.”No se localizaron transacciones de dichas empresas en la actual administración federal, y el dinero se transfirió mayoritariamente a Estados Unidos, Italia e Israel”, acotó.

Prevén 1.5 millones en la informalidad

Cartón de Tony: Chayo Julio César