in

Califican “sexenio horrible”

El presidente Enrique Peña Nieto.- (Notimex)

Dan cifras sobre los asesinatos de varios activistas

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).— Un total de 161 defensores de derechos humanos y 40 periodistas fueron asesinados durante la Administración del presidente Enrique Peña Nieto, informó ayer la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (TDT).

El secretario ejecutivo de la Red TDT, Fernando Ríos, acompañado de seis miembros de organizaciones defensoras de derechos humanos presentaron el informe evaluador del sexenio de Peña Nieto, quien finaliza su Administración este sábado, que muestra la situación de inseguridad de las personas que luchan por los derechos humanos en el país.

“Periodistas y defensores son la voz de la voz de la sociedad; es fundamental respetarlos”, reclamó Ríos.

Según el activista, el fruto del gobierno de Peña Nieto ha sido una estela de la muerte, ya que en durante su mandato la mayor parte de los crímenes (99.3%), dijo, siguen en la impunidad.

Aún así, Ríos aclaró que la esperanza en estos años de violencia ha sido el aumento de defensores de los derechos humanos.

Junto a él se encontraba también la directora ejecutiva de Amnistía Internacional México, Tania Reneaum, quien calificó los años de Peña Nieto en el Gobierno como “sexenio horrible”.

“México ciego”

Tania Reneaum destacó la necesidad de enseñar “la realidad al México ciego y de voltearse a ver esta situación a quienes están en ambientes más urbanos”.

Asimismo habló de la importancia de que haya defensores y protección para ellos en cualquier estado democrático, situación que, explicó, no se da en el país.

Con respecto al gobierno del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, que asumirá la Presidencia este sábado, se mostró esperanzada pero aclaró que no se puede confundir entusiasmo con complacencia.

Norma Mesino, de la Organización Campesina de la Sierra del Sur, quien perdió a sus hermanos y a su tío y que sufre amenazas y persecución actualmente, comentó que el dolor ha permitido seguir denunciando las atrocidades del gobierno de Peña Nieto, período en el que esta asociación ha intentado denunciar desapariciones y asesinatos y ha recibido solamente acusaciones como respuesta.

Elisabeth Espejel, del Colectivo Deudos y Defensores por la Dignidad de Nuestros Desaparecidos, perdió a su hermano en 2012 y en 2016 cuatro sujetos llegaron a casa de su madre y la mataron.

 

UMSA y la búsqueda constante de la formación integral

Previenen males y complicaciones en casos de diabetes