in

Cardenal mexicano

Mons. Felipe Arizmendi Esquivel

Nombrará el Papa a Felipe Arizmendi el 28 de noviembre

CIUDAD DEL VATICANO.— El papa Francisco dio a conocer ayer domingo el nombramiento de 13 nuevos cardenales, de diferentes partes del mundo, entre ellos el mexicano Felipe Arizmendi Esquivel.

Nueve de los nuevos purpurados serán electores.

Tras el rezo del Ángelus, desde la ventana del palacio pontificio, el Papa hizo el anuncio de un nuevo consistorio que se celebrará el 28 de noviembre para el nombramiento de los 13 nuevos cardenales, cuatro de ellos mayores de 80 años, quienes no podrían participar en un futuro cónclave.

Con el nuevo purpurado, México volverá a tener a siete cardenales tras el fallecimiento el 19 de agosto de 2019 de Sergio Obeso Rivera, obispo de Veracruz.

También se encuentra el capuchino español Celestino Aós, arzobispo de Santiago de Chile desde diciembre de 2019 y que llegó a este país en 1983.

Aós fue la apuesta del papa Francisco para la renovación del episcopado en este país tras la grave crisis abierta por los abusos en el seno de la Iglesia y el encubrimiento por parte de sus obispos.

De todo el mundo

Entre los nueve que serán creados cardenales y menores de 80 años se encuentran los dos nuevos miembros de la Curia, algo que es habitual tras su nombramiento: el prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, el arzobispo italiano Marcello Semeraro, y el nuevo secretario general del Sínodo de los obispos, el maltés Mario Grech.

También serán nombrados cardenales el arzobispo de Kigali, Ruanda, Antoine Kambnada, que se convertirá así en el primer “príncipe de la Iglesia” de este país tan golpeado por las guerras y la hambruna.

Recibirán la birreta cardenalicia también el arzobispo de Capiz (Filipinas), José Fuerte Advinculca, y también se nombrará por primera vez un cardenal de Brunei, el arzobispo Cornelius Sim. Igual el arzobispo de Siena, Italia, Paolo Giudice, y el custodio el convento de Asís, Mauro Gambetti.

Entre los mayores de 80 años, el Papa premió con el purpurado, además del obispo emérito de San Cristóbal de las Casas, al exnuncio y observador del Vaticano en la Naciones Unidas, Silvano Tomasi; al predicador de la Casa Pontificia, Raniero Cantalamessa, y al exdirector de Cáritas de Roma y párroco del santuario del Divino Amore, de Roma, Enrico Feroci.

El Papa también creará cardenal al arzobispo de Washington, Wilton Gregory, originario del South Side de Chicago y que se convertirá en el primer purpurado afroamericano de la historia de la Iglesia.

Crecido en el mismo barrio la ex primera dama Michelle Obama, se convirtió al catolicismo cuando era adolescente. Se le considera un progresista.

Como jefe de los obispos estadounidenses, entre 2001 y 2004, pidió al Vaticano que diera pasos adelante para proteger a los niños víctimas de abuso sexual tras el escándalo revelado por el Boston Globe en 2002.

Gregory fue designado por el papa como obispo de Washington el 4 de abril de 2019, el mismo día del asesinato de Martin Luther King, asesinado en Memphis, Tennessee, el 4 de abril de 1968.

Les pide su apoyo

El papa Francisco volvió a desear hoy que los cardenales, “me ayuden en mi ministerio de obispo de Roma para el bien de todo el santo pueblo de Dios“. Con el consistorio del 28 de noviembre, el séptimo de su pontificado, Francisco habrá creado 88 nuevos cardenales de 56 naciones, 16 de las cuales nunca antes habían tenido un cardenal.

Drake y ''Pepón'', con bates encendidos