in

Con “ataúdes” protestan contra el desabasto de retrovirales en el Issste

Manifestantes capitalinos exigen al Issste que resuelva el problema del desabasto de medicamentos para tratar el VIH (Foto tomada de @Diario24horas)
Manifestantes capitalinos exigen al Issste que resuelva el problema del desabasto de medicamentos para tratar el VIH (Foto tomada de @Diario24horas)

CIUDAD DE MÉXICO.- Cerca de la entrada del edificio principal del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), en la alcaldía Cuauhtémoc, se colocaron 33 pequeñas cajas forradas de negro que simulan ataúdes.

A la par, un grupo de personas con máscaras de luchadores y un moño color rojo exigía respeto y trato digno para los enfermos de VIH/Sida.

Te puede interesar: Por falta de elevadores, personal del Issste baja cadáveres por las escaleras

Afuera del inmueble en la colonia Buenavista, junto a los “féretros” que portan la leyenda “El Issste mata”, también se colocaron cajas de medicamentos para el tratamiento de ese mal.

En las farmacias particulares esos medicamentos tienen un precio aproximado de 9,000 pesos.

Contra “dosis menores”

La queja es que los médicos del Issste quieren dar a los enfermos dosis menores a las que recomiendan los especialistas, pues en lugar de una cápsula de 600 miligramos que les recetan, les ofrecen una de 400.

Georgina Gutiérrez Alvarado, representante de Movimiento Nacional de Lucha contra el Sida, advirtió que este padecimiento empieza de nuevo a crecer en el país, sobre todo entre los “millennials“, quienes se niegan a usar condón en sus relaciones sexuales.

“Ellos no vieron la pandemia que se registró en la década de los 80, donde los enfermos de este padecimiento eran súper delgados y con ojeras, y que apenas podían caminar”, refirió.

“A partir de los 90 llegaron los retrovirales y la enfermedad empezó a reducirse, se le calificó ya como un padecimiento crónico degenerativo”.

Mercado negro

Acompañada de decenas de personas que colocaban pancartas y cartulinas a la entrada de las oficinas centrales del Instituto, expuso que el principal problema que enfrentan estos enfermos es el desabasto intermitente de algunos medicamentos.

Denunció que hay un mercado negro para la venta de estos fármacos, incluso en las mismas farmacias del Issste, donde los encargados les retiran la receta, solo les dan un medicamento y “no sabemos qué hacen con los demás”.

Georgina Gutiérrez abundó que a las autoridades se les olvida que es un tratamiento anual y que requieren de las dosis exactas para atender la enfermedad.

Alto precio por la salud

Un paciente con VIH puede gastar en un mes hasta 30,000 pesos para tener sus medicamentos y cumplir al pie de la letra su tratamiento.

“El desabasto es intermitente y por eso venimos a exigirles a las autoridades del Issste que resuelvan este problema”, sostuvo.

La representante comentó que hay un medicamento especial para las personas que han recibido un multitratamiento por 20 y 30 años, y que los doctores indican se debe tomar en dosis exacta, “pero el Issste se niega a comprar el de 600 y les quiere obligar a que consuman el de 400″.

El Estado debe resolver este problema de salud pública y tienen que hacerlo lo más pronto posible porque el padecimiento de VIH es mayor entre los hombres, con un 83%, y de 17% en las mujeres, agregó.

Nueva ley busca regular cómo se fabrican las bolsas

Injerencia rusa

Trump admite que aceptaría información extranjera para vencer a sus rivales