in ,

Con cochinita pibil

Pie de foto

Calabacitas a la mexicana y ropa vieja, en el menú

La cochinita pibil figura como uno de los platillos en el menú del almuerzo que el presidente estadounidense, Donald Trump, ofrecerá hoy miércoles a su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con El Heraldo de México, que publicó haber tenido acceso a los menús del almuerzo y cena, se distinguen entre las opciones platillos mexicanos.

En la cena, López Obrador estará acompañado de once empresarios, entre los que destacan Carlos Slim y Ricardo Salinas Pliego.

El menú para el almuerzo previo a las reuniones de trabajo de AMLO y su comitiva en la sede de la presidencia de Estados Unidos es el siguiente: Cochinita pibil; ropa vieja; calabacitas a la mexicana; frijoles; plátanos machos fritos; rajas con crema, y guacamole; de postres, flan y pay de limón, y para beber agua de jamaica.

Curiosamente, Christopher Landau, embajador de Estados Unidos en México, le sugirió el lunes al presidente de México “traer su guayabera a Washington”.

Para la cena, el menú está integrado por: “Tomates veraniegos”, con emulsión de ajo negro, queso comté y crocante de pan rústico; filete de robalo con papas al azafrán, puré de chirivía (apio), zanahorias baby y alioli de cítricos, así como galletas de mantequilla y azúcar mascabado acompañadas de crema de limón y merengue tostado.

El vuelo de Delta Airlines que transporta a López Obrador llegó a Atlanta, Georgia, a las 4:51 p.m. (hora de México), para una escala programada. A las 7:30 de la noche, se reanudó el viaje a Washington, a donde llegó después de las 10 p.m.

Comparaciones

Estados Unidos comparó ayer la relación entre Trump y López Obrador con la de dos presidentes referentes históricos de la Unión Americana y México, Abraham Lincoln y Benito Juárez, en un intento de elevar la gran relación entre ambos mandatarios que se verán hoy por primera vez en la Casa Blanca. La visita de López Obrador a Washington ha despertado diversas críticas, pero la administración de Trump la ve con buenos ojos y como algo natural “ya que la cooperación entre ambos países está en uno de los mejores momentos, quizá la relación bilateral más fuerte que Estados Unidos y México han tenido nunca”, según un funcionario estadounidense que pidió el anonimato.

 

Impacto previo al Covid-19

La trinidad periodística