in ,

El último de la vieja escuela

El fallecido periodista Julio Scherer García entrevistó personalmente a Ismael “El Mayo” Zambada en 2010

Pelean “El Mayo” y “Chapitos” por Cártel de Sinaloa

Ismael “El Mayo” Zambada es el último gran capo de aquella generación de narcotraficantes que creció de la mano de Miguel Ángel Félix Gallardo, se dividió el país con los hermanos Arellano Félix y disputó el negocio con Osiel Cárdenas Guillén.

El socio histórico de Joaquín “El Chapo” Guzmán enfrenta hoy a los hijos de este, “Los Chapitos”, Iván Archivaldo y Ovidio, para mantener el control del Cártel de Sinaloa.

Vicente Zambada Niebla y Raymundo Zambada García, hijo y hermano de “El Mayo”, respectivamente, dejaron de estar bajo custodia de las autoridades estadounidenses, quienes simplemente reportaron dejar de conocer sus paraderos. Esto luego de que ambos testificaron en contra “El Chapo” en el juicio que lo condenó a pasar el resto de su vida en prisión.

“Desde ahí se ve que hubo una suerte de ruptura en esa estructura que comienza a dejar fragmentaciones en la cúpula del Cártel de Sinaloa. Si eso llega efectivamente a romperse, ese liderazgo que había estado durante décadas y décadas, va a representar una reconfiguración del narcotráfico en México y posiblemente un fortalecimiento del Cártel de Jalisco Nueva Generación”, considera Josué Ángel González, fundador de la Consultora SIE.

Gabriela Nava, analista de inteligencia por el Centro de Estudios Hemisféricos William J. Perry, compara el perfil de los capos de la vieja escuela, como “El Mayo”, con el de “Los Chapitos”, más similar al de organizaciones como el CJNG. Particularmente en el sentido de que los primeros priorizaban el crimen sobre la violencia, y que los segundos se valen de la fuerza para operar.

“En el caso del Cártel de Sinaloa, son segundas o terceras generaciones los que están liderando. Ellos ya traen otro ‘chip’ respecto a lo que es la delincuencia organizada y cómo se tienen que comportar”, explica.

El gobierno de EE.UU. anunció anteayer miércoles que triplica la recompensa que ofrece para localizar a Zambada, y la eleva así a 15 millones de dólares.

Se trata de la segunda mayor recompensa ofrecida hasta ahora por la Administración estadounidense para encontrar a un narcotraficante mexicano, tras la de 20 millones de dólares que se repartirían si se captura a Rafael Caro Quintero, el más buscado por la Justicia de EE.UU.

El aumento de la recompensa se debe al nuevo estatus de liderazgo en la organización que ha adquirido el Mayo, señala la nota del Departamento de Estado.— Reporte Índigo / EFE

 

De un vistazo

Incluyen a colaboradores

El anuncio de la recompensa se complementa con el de la inclusión de ocho colaboradores de “El Mayo” en la lista negra del Departamento del Tesoro estadounidense.

Nunca ha pisado la cárcel

Zambada tiene una condición rara dentro del mundo de los narcos: nunca ha pisado la cárcel. Con 73 años, el líder del Cartel de Sinaloa, compadre de “El Chapo” Guzmán, jamás ha sido detenido. Pero el Gobierno de EE UU busca ahora que eso cambie.

El segundo más buscado

“El Mayo” está colocado ahora como el segundo delincuente más buscado de la DEA; el primero, por 20 millones de dólares, es Rafael Caro Quintero, exlíder del Cartel de Guadalajara.

Vila Dosal visita Pisté

El gobernador Mauricio Vila viaja a Pisté

Yucatán en naranja: muere adolescente de 15 años en Tizimín