in ,

“Pamela” deja inundaciones

Soldados recorren calles de Culiacán

Desalojos y cierre de arterias tras su paso en Sinaloa

SINALOA (El Universal).— Al llegar a tierra ayer, en la parte sur de Sinaloa, “Pamela” dejo sin servicio eléctrico a pobladores de cuatro municipios, interrumpió el tránsito de la maxipista Mazatlán-Durango por la caída de un talud, provocó la caída de árboles, estructuras, palmeras, techos de restaurantes, casas de madera e inundaciones y paralizó el transporte aéreo.

La fuerza del fenómeno natural, que entró a tierra por el municipio de San Ignacio y se degrado a tormenta tropical, tuvo vientos de hasta 120 kilómetros por hora y fuertes lluvias, por lo que en Mazatlán 260 personas fueron evacuadas por inundaciones en los sectores de Jacarandas, Toreo, López Mateo y Sánchez Celis donde el agua subió medio metro.

Se dio a conocer que el reporte preliminar es que derivado de los efectos del meteoro se utilizaron solo trece albergues temporales de los 128 que se habilitaron en todo el estado, en los que se alojó a 706 personas evacuadas de los municipios de Elota, San Ignacio, El Rosario y Mazatlán, donde se presentaron inundaciones.

El Consejo Estatal de Protección Civil informó que no se registraron grandes afectaciones a la infraestructura de carreteras ni pérdidas humanas, solo se tienen árboles caídos, postes, desprendimientos de techos de lámina, crecientes en arroyos e inundaciones.

El meteoro, que llegó a tierra como huracán categoría uno y por la tarde se degradó a tormenta tropical, generó lluvias de 138 milímetros principalmente en Mazatlán, donde se tuvo viviendas inundadas, caída de árboles, vidrios quebrados de negocios y edificios, postes de energía eléctrica derribados, desprendimientos de techos de tablarroca, entre otras afectaciones.

Pobladores del medio rural y urbano de los municipios de Cosala, Elota, San Ignacio y Mazatlán sufrieron durante la madrugada la suspensión del suministro de energía eléctrica, al caer varias líneas de conducción y postes por la fuerza del viento que alcanzó los 120 km/h.

Los aeropuertos de Culiacán y Mazatlán se mantuvieron durante la mañana cerrados a los vuelos comerciales y privados, y el puerto, canceló la navegación a toda clase de embarcaciones, cuyo oleaje alcanzó hasta seis metros de altura.

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

México vence 2-0 a El Salvador

México vence 2-0 a El Salvador y lidera la eliminatoria rumbo a Catar

Dimitrov manda a casa al favorito de Indian Wells