in ,

Cierra Paso de Gato

La librería Paso de Gato anunció su cierre tras 18 años de arrendamiento

La librería ya no tiene local, y la revista peligra

CIUDAD DE MÉXICO (Notimex).— Tres años después de lograr un ritmo ascendente y conseguir la autosuficiencia, la librería Paso de Gato anunció su cierre.

En entrevista, Jaime Chabaud, director fundador de la editorial homónima, señala que tras 18 años de arrendamiento no hubo ninguna posibilidad de negociación con la Sociedad General de Escritores de México (Sogem) ante el aumento del precio.

El director reconoció que nunca pensó que la librería estuviera en peligro, “ahora nos quedamos sin local, pero evidentemente la crisis está en la editorial, que es la primera que financió a la librería; esto nos mete en un problema muy serio porque no hay manera de contender con ello”.

Añadió que analiza la opción de mover el espacio de ventas a otro lugar, incluso ya ha tenido ofrecimientos, “hay gente que nos está proponiendo ver algún lugar que tienen ellos; pero el problema de raíz es brutal”.

Aclaró que no es sencillo cerrar en un lugar y moverse a otro, “toda la instalación que está hecha, la inversión que hay ahí metida en los libreros construidos para que se ajustaran al lugar, nos va costar mucho dinero desmontarlo”, y calculó que la simple mudanza les podría costar 100 mil pesos.

Respecto al estado de su publicación, Paso de Gato Revista Mexicana de Teatro, una de las más importantes en la materia en Latinoamérica, refirió que la situación tampoco es la mejor.

“La edición de enero no ha salido; no tuvimos publicidad, ni gubernamental ni de universidades; sólo la heroica UNAM nos dio un anuncio, pero evidentemente no alcanzaba para que saliera impresa”.

El director Chabaud se confesó como un escéptico de las publicaciones digitales, “nosotros no creemos que la cultura digital sea una alternativa”, y detalló que por cada 100 libros impresos que venden, lo hacen con “10 o cinco ejemplares digitales”.

Para el director, el mito de que el libro digital llegó a desplazar a la publicación impresa “es una falacia hoy en día; se necesitan dos o tres generaciones para que de verdad sea económicamente viable”. Consideró que no es el retorno de dinero lo que permitirá el funcionamiento de iniciativas como Paso de gato, sino “las colaboraciones con otras instancias del Estado en sus tres órdenes”.

Actualmente está en espera de una cita con la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, “ya hemos tenido reuniones con gente de la Secretaría de Cultura, que han visto con buenos ojos el proyecto, pero lo que hace falta es tomar decisiones”.

Estimó que lo que está matando a las iniciativas culturales es la renta de espacios, “porque nuestros colegas tienen el sueño de levantar una sala independiente, y lo que en principio parece ser una renta cómoda, se transforma en una horca y sólo trabajaban prácticamente para pagar la renta”.

El también dramaturgo resaltó que la revista fue pionera en tratar todos los temas que hoy en día son de interés, “ahí están todos los marcos de referencia y teóricos del teatro comunitario; el hecho en las cárceles, con minusválidos, con ancianos, con mujeres maquiladoras, con niños de la calle, etcétera”.

Lo anterior demuestra que “aunque la escala es micro, el beneficio es máximo” de ese tipo de iniciativas culturales, por lo que subrayó la importancia de encontrar mecanismos para que no desaparezcan. Señaló que espera comprensión “y un trato digno de colaboración; porque las entidades independientes de cultura no somos enemigas del gobierno, sino coadyuvantes; hacemos la labor cultural ahí donde los brazos de la institucionalidad no llegan”.

Actualmente Paso de gato se encuentra en labor de mudanza, ya encontraron una casa donde no tendrá que pagar por los servicios que destinaban a la bodega

Sin embargo, “esperamos que el gremio nos haga propuestas de dónde ir como librería”, añadió al indicar que si no tienen trabajo en el corto plazo, el siguiente paso será detener cualquier actividad, “estamos al filo de la navaja, lo único que sigue es cerrar y quebrar”, indicó el director.

La marca

Paso de gato es una librería, revista y editorial de mucho prestigio en México.

A punto de la quiebra

La editorial Paso de Gato pasó de tener una planta de 23 trabajadores a ocho, “es muy grave la situación por la que estamos pasando, no hay posibilidad de verlo de otra forma”, advierte su director Jaime Chabaud

Síguenos en Google Noticias

Asesinan a exdiputado en rancho de Bacalar

Los mexicanos, más vulnerables ante el Covid-19