in

Cifras de muertes por Covid de la SSA solo cubren el 25% de las reales, dice científico

muertos covid
Foto: referencial

165 mil, los muertos por Covid en México: Raúl Rojas

CIUDAD DE MÉXICO.- A partir de datos del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE) sobre el aumento de decesos en 2020, el matemático Raúl Rojas, de la Universidad Libre de Berlín, determinó que para conocer los números reales se debe multiplicar por 3.8 la cifra de fallecidos por Covid-19 que a diario reporta la Secretaría de Salud.

Te puede interesar: López-Gatell: Al terminar el confinamiento, los repuntes de contagios son esperados

En cualquier país las cifras de mortalidad anunciadas el 25 de julio por el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE) harían temblar toda la estructura estatal. Resulta que de las semanas 12 a la 26 de este año (es decir hasta el 30 de junio) se registraron 71,315 muertes adicionales a las esperadas de acuerdo a los índices de mortalidad de años anteriores.

¿Cuál es la única diferencia respecto a 2019?

La emergencia del Covid.

Seguramente la abrumadora mayoría de esos fallecimientos adicionales se debe al virus, directamente, y el resto son daños colaterales del mismo, ya que personas enfermas de cáncer o del corazón no pudieron obtener atención médica a tiempo.

Difieren ambas cifras

En última instancia la causa es la misma. Las cifras se refieren además sólo a 20 entidades. Ajustando el exceso de fallecimientos, tomando en cuenta que en los 12 estados no cubiertos por el reporte viven 40 millones de personas, tenemos que el exceso de muertes en todo el país, hasta el 30 de junio, sería de 104,400.

Ese mismo día la cifra “oficial” de decesos por el Covid fue de 27,769. El factor entre ambos números es 3.8.

En otras palabras, los comunicados de la SSa con las cifras de decesos por el Covid apenas si han cubierto un poco más del 25% de todos los casos reales.

Este factor de subreporte ya había sido denunciado, en el caso de la Ciudad de México, por el Taller de Datos de la revista Nexos y por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, sin que hubiera habido ninguna respuesta de las autoridades de Salud.

El gran ausente durante todo este proceso es el Congreso de la Unión. Los múltiples reportes de subregistro de fallecimientos y los variados artículos en la prensa no han conducido a diputados y senadores a tomar cartas en el asunto y a investigar directamente los datos de la SSa.

Decía arriba que en cualquier país democrático la estructura estatal se cimbraría frente a el escandaloso manejo de las cifras. Pero en México seguramente vamos a ver un gran encogerse de hombros. Se seguirá contando los fallecimientos como hasta ahora.

Seguirá el "business as usual"

Con las cifras ahora reportadas resulta que México es el segundo o tercer lugar mundial en decesos por Covid, ya que seguramente Brasil tiene un problema similar de subreportes. ¿Por qué no habrá una reacción más intensa frente a estos nuevos números, que de hecho cuadruplican las cifras oficiales de decesos?

Porque 165,000 fallecidos hasta ahora representan apenas 22% de la mortalidad anual en el país. Si hasta el final de este año fallecen 250,000 personas en total, sería solo una tercera parte de la mortalidad esperada en 2020 en México.

Es como si un tercio de las personas por fallecer en 2021 se adelantaran a llegar ya este año. Pero respecto al número de años de vida perdidos, lo que sucede en México es inconmensurable con lo que sucede en países con un buen sistema de salud.

En Europa, la esperanza de vida es de alrededor de 81 años al nacer. El promedio de edad de los muertos por Covid es de 82 años. Casi no hay diferencia.

La esperanza de vida

En México la edad promedio de los fallecidos son 61 años mientras que la esperanza de vida alcanza los 75 años. Son 14 años de vida perdidos por esas personas, en promedio. Son 2.3 millones de años-vida perdidos en todo el país. Se trata entonces de una crisis humanitaria en gran escala y que continúa aún, aunada a una situación económica que está condenando a millones de mexicanos a la pobreza extrema. "México está dando un ejemplo en el mundo".

El artículo es de Raúl Rojas para El Universal.

La viróloga Shi Zhengli asegura que el SARS-CoV-2 se originó naturalmente