in

"Como arroz y frijoles, no comida gourmet", dice Rosario Piedra

Imagen del pasado 5 de septiembre, cuando manifestantes que tomaron las instalaciones de la CNDH mostraron supuestos alimentos que los funcionarios tenían dentro de la oficina de la titular Rosario Piedra Ibarra (Foto de El Universal)
Imagen del pasado 5 de septiembre, cuando manifestantes que tomaron las instalaciones de la CNDH mostraron supuestos alimentos que los funcionarios tenían dentro de la oficina de la titular Rosario Piedra Ibarra (Foto de El Universal)

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante las recientes críticas y de que diputadas federales exigieron su renuncia, la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra, aseguró que sigue siendo una víctima porque jamás se le dio respuesta en las violaciones de derechos humanos que sufrió.

Además, afirmó que es sujeta de una "campaña mediática de desprestigio y mentiras".

Te puede interesar: En comparecencia piden la renuncia de Rosario Piedra

"Hemos sido y estamos siendo sujetos a una formidable campaña mediática de desprestigio y mentiras, pero puedo decirles que la CNDH hoy se maneja con absoluta honestidad y transparencia", subrayó.

"Para disculpar la ineptitud y falta de resultados de algunos colaboradores, que afortunadamente ya no están, se pretenden difundir versiones escandalosas y calumniosas, al final la verdad saldrá a flote y lo que quedará son los resultados", añadió

Falso que se sirva comida gourmet

En reunión virtual de trabajo con las integrantes de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, Rosario Piedra aseguró que es falso que en la CNDH se sirva comida gourmet, como se acusó en redes sociales, con cortes finos de carne.

Aseguró que ella comía sopa de pasta, arroz, frijoles y guisado, igual que el personal de limpieza y seguridad.

Reiteró que lo que decían que eran cortes finos de carne en realiddad "eran bistecs de res, de cerdo y chamberete (sic.)".

"Como el de cualquier hogar"

"El menú era como el de cualquier hogar de la clase media: sopa de pasta, arroz, frijoles y guisado, aguas frescas, nada de comida gourmet".

"Lo que se presentó como cortes finos no eran sino bistecs de res, cerdo y chamberete, lo que comía yo exactamente, lo que comía el personal de limpieza y vigilancia", añadió.

También aseguró que es falso que el comedor era operado por chefs, sino eran trabajadoras que fueron injustamente despedidas del IEM.

Precisó que a diario se servían de 30 a 50 comidas para los trabajadores, visitantes o incluso víctimas.

Además, aseguró que lo que se mostró como un exceso de despensa era el total de productos que se consumen mensualmente que recibieron un día antes de que un grupo de feministas ocupara el edificio central del organismo.

La comida de un mes

"Aquí tengo las últimas listas de alimentos, lo que se exhibió como exceso no era más que el total de alimentos de un mes, que justo recibimos el día anterior de la ocupación, es decir, que estaba íntegro y repito era para todo un mes y para todo el personal en ese mes", explicó.

Relató que entre noviembre y marzo de 2020 se gastaron 150 mil 952 pesos en el comedor, representando un gasto mensual aproximado de 30 mil 190 pesos para abastecer entre 30 y 50 platillos diarios.

"Entre abril y junio dejamos de contar con el servicio por la pandemia, pero entre el mes de julio y el 1 de septiembre se gastaron 50 mil pesos en frutas, verduras, carne de pollo, res y cerdo, pescado, aceite, pastas, frijoles, café, agua, latas de chile y de chongos zamoranos, gelatinas".

"Nada de productos gourmet ni onerosos, las comprobaciones de estos gastos las pongo a disposición de ustedes", insistió.

Cercanía con López Obrador

Ante las críticas de su cercanía con el presidente, Andrés Manuel López Obrador, y de una sumisión ante el poder, dijo:

"Ejerzo a plenitud mis facultades como cabeza de la Comisión, alejada de presiones e influencias que no sean las de las víctimas, lo he hecho y lo haré".

"Eso sí, con un equipo multidisciplinario en el que cada quien ejerce su papel y su responsabilidad, sin extralimitarse, ni avasallar a otros para asegurar un trabajo de equipo eficaz y enfático con las víctimas".

"La autonomía de la Comisión está garantizada y no con discursos en la medida en que damos atención a las víctimas, a su entera satisfacción, ellas son las que marcan la ruta y quien las califica", señaló.

cubrebocas

Usar cubrebocas podría darle cierta inmunidad a las personas: Estudio