in ,

Condena unánime a represión a balazos en Cancún

Incidente “tiene que ver con clima de militarización”

CANCÚN (EFE).— México condenó de manera unánime la represión policial a balazos de una marcha feminista en Cancún que acabó con varios heridos, suceso que provocó la separación de sus cargos de los jefes de las policías municipal y estatal, y la renuncia del secretario municipal de Benito Juárez, Quintana Roo.

Escenas de policías con armas largas persiguiendo a manifestantes y disparando al aire en Cancún recorrieron la noche del lunes y ayer el país, y trajeron recuerdos de las épocas más oscuras.

La coordinadora del programa de género y profesora de cátedra del Tec de Monterrey, Tatiana Revilla, relacionó este tipo de acciones de la policía y el aumento de vulneraciones a los derechos humanos con el clima de militarización en el país.

“Ahora tiene mucho peso la Guardia Nacional y se ha demostrado que en los territorios de mayor militarización y más crimen organizado es donde más se violan los derechos humanos de las mujeres y donde hay más violencia contra ellas”, relató la profesora.

Por su parte, organizaciones internacionales como ONU Mujeres o Amnistía Internacional (AI) condenaron la represión e instaron a las autoridades a llegar al fondo de los hechos.

ONU Mujeres México condenó el “uso de la fuerza hacia las mujeres manifestantes que pedían medidas para poner un alto a la violencia feminicida”.

Roberta Jacobson se suma al equipo de transición de Biden

Plan alimenticio debe apegarse a cada individuo