in

Contrastes en mercados

Diversos aspectos de la romería dominical en el mercado Jamaica de Ciudad de México

Estrictas medidas en unos, pero en otros no tanto

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— La nueva normalidad se vive de forma distinta en mercados públicos de la Ciudad de México.

En La Bola, ubicado en la alcaldía Coyoacán, hay aglomeración de personas y no se guarda la sana distancia; en el localizado en Azcapotzalco, los locatarios y clientes usan cubrebocas y evitan juntarse.

En el Mercado de La Bola, la gente continúa congregándose, a pesar de que es una zona catalogada por las autoridades como de alto riesgo de contagio.

Anteayer sábado, el lugar donde se instala el quiosco para aplicar pruebas de Covid-19 de lunes a viernes, cedió el paso para los puestos de veladoras y trajes para el Día de Muertos, los cuales generaban que las personas perdieran la tan ignorada sana distancia.

Una vecina comentó que aunque entre semana se encuentra al personal de salud, pocos acuden con ellos, y consideró que muchas personas han relajado las medidas de sanidad, porque cada vez es mayor el flujo en las inmediaciones de ese centro de abasto.

En el Mercado de Azcapotzalco, locatarios y clientes usan cubrebocas de forma correcta. Los comerciantes cuentan con gel antibacterial y señalizaciones en el piso para guardar la sana distancia.

“Yo vengo cada tercer día y la verdad es que me ha tocado ver al chavo de la entrada que no los deja entrar (a los visitantes) porque no traen el cubrebocas o lo traen mal puesto”, dijo Claudia López, vecina.

Los locatarios comentan que tienen un protocolo para evitar la propagación del virus, además de que a cada consumidor lo invitan a que siga correctamente las medidas de prevención.

“Debemos de cuidar el uso de cubrebocas y si vemos que lo traen abajo, pedirles de favor que se lo acomoden, que tengan la sana distancia y todas las medidas para evitar contagios”, expuso Nayeli Sánchez.

Los comerciantes esperan no regresar al semáforo rojo, ya que se han visto afectados con esta nueva normalidad y no desearían volver a detener sus actividades.

“Llevamos un mes y medio abriendo nuestros locales, apenas y estamos recuperándonos, luego hay días buenos, luego hay malos, más malos que buenos. Entonces es por eso que atendemos todas las medidas, para que todos nos ayudemos y no regresemos al rojo”, enfatizó Nayeli.

En el mercado Jamaica, localizado en la esquina de Avenida Congreso de la Unión y Avenida Morelos, al sureste del Centro Histórico de Ciudad de México, también ya se pueden ver las decoraciones, flores y plantas para honrar a los Fieles Difuntos.

 

“Quiero justicia”