in

Contratos del gobierno de AMLO con empresas ligadas a polémico líder sindical

El presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto tomada de la página de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad
El presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto tomada de la página de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad

Cuatro empresas ligadas a Marco Reyes, líder sindical del PRI acusado de corrupción y tráfico de influencias para acaparar contratos de limpieza, obtuvieron contratos de 557 millones de pesos en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, según informa Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

De acuerdo con una investigación de MCCI, las compañías en las que participan Marco Reyes Saldívar y su familia recibieron contratos de 27 dependencias federales entre 2019 y 2020.

Las empresas Ocram Seyer (nombre del líder sindical al revés), Limpieza y Mantenimiento Xielsa S.A. de C.V. y Mer Solutions S.A. de C.V., representadas por él o sus hermanos, tienen contratos de limpieza de dependencias como Issste, Conagua y la Fiscalía General de la República.

Una cuarta firma, Rapax S.A. de C.V., que ha compartido apoderado con las compañías dirigidas por la familia Reyes, obtuvo contratos presentándose en licitaciones federales en sociedad con las empresas de los Reyes.

Te puede interesar: Familia de la titular de la SFP compra 5 casas en 9 años y recibe "regalazo"

Desde hace al menos 30 años la familia Reyes maneja la Asociación Sindical de Obreros y Empleados de Mantenimiento, Conservación, Limpieza, Seguridad y Servicios en General, Similares y Conexos de la República Mexicana.

Su líder es Manuel Reyes López, papá de Marco Reyes Saldívar, quien es el apoderado legal del sindicato y miembro de la dirigencia, junto con sus hermanos.

Nexos con el secretario general de CTM

Manuel Aceves del Olmo, hermano del actual secretario general de la CTM, Carlos Aceves del Olmo, es compadre de Manuel Reyes y también ha participado en la dirigencia del sindicato de limpieza.

La injerencia de Reyes Saldívar y su familia en las empresas de limpieza se da en algunos casos como representantes legales, en otras como socios y también como negociadores de contratos, según los documentos revisados por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.

Entre las empresas de limpieza beneficiadas por la actual administración federal está Ocram Seyer, que obtuvo contratos de 170 millones de pesos en 12 dependencias federales, entre ellas el Issste y Conagua.

Limpieza y Mantenimiento Xielsa S.A. de C.V., representada por Erik Reyes Saldívar, hermano del líder sindical, obtuvo este año 12 millones de pesos en contratos en tres dependencias federales.

Empresa investigada por el SAT

Esto, pese a que desde el 1 de noviembre de 2019 el Servicio de Administración Tributaria (SAT) la incluyó en el listado de contribuyentes con presuntas operaciones inexistentes o simuladas, también identificadas como empresas “fantasma” o “factureras”.

Lee también: AMLO prepara paquete de denuncias contra factureros por "fraude monumental"

La Ley prevé que las empresas incluidas en el listado pueden aportar pruebas para demostrar que están formalmente establecidas; sin embargo, Xielsa no logró acreditar su existencia, según un oficio del SAT del 13 de mayo de 2020.

Mer Solutions S.A. de C.V., representada por Irma Lizbeth Reyes Saldívar, hermana de Marco Reyes, recibió contratos de 3.4 millones de pesos en seis dependencias federales para la limpieza de oficinas.

Rapax S.A. de C.V., que mantiene relaciones de negocios con las empresas manejadas por la familia Reyes, obtuvo contratos entre 2019 y 2020 de 371.6 millones de pesos en ocho dependencias.

En uno de los contratos se asoció con Ocram Seyer y en otro con Reisco Operadora –también vinculada al líder sindical–, tras haber cumplido una inhabilitación que en 2018 le aplicó la Secretaría de la Función Pública.

Con el mismo representante legal

MCCI constató que en licitaciones y contrataciones públicas, Ocram Seyer, Rapax y Reisco tuvieron el mismo representante legal: Gualberto Olmedo Cruz.

Las empresas que recibieron contratos en la actual administración federal son las mismas que hace tres años fueron acusadas por el grupo de Morena en la Cámara de Diputados de incurrir en actos de corrupción y monopolio en los servicios de limpieza en el Gobierno Federal,.

“En sólo cuatro años las empresas de la familia Reyes recibieron contratos por más de mil 200 millones de pesos en 30 dependencias federales”, acusó el 17 de julio de 2017 el entonces diputado morenista Ariel Juárez Rodríguez.

En esa ocasión presentó una propuesta de punto de acuerdo para exhortar a la Secretaría de la Función Pública a iniciar una investigación. Se rechazó la petición.

Resultado de dos auditorías

Dos auditorías del SAT, una de ellas de marzo de 2020, menciona que el sindicato de limpieza dirigido por Reyes recibió millonarias transferencias de dos empresas de limpieza (Kasper y Claver) que son investigadas por presunta evasión y por simulación de operaciones, y que han sido contratistas del gobierno federal.

Marco Reyes, conocido como “El zar de la limpieza”, participó en el esquema de presunta corrupción conocido como Capufeleaks, revelado en 2017 por MCCI.

Una cadena de 80 correos electrónicos a los que tuvo acceso MCCI mostró cómo se traficaba en el sexenio anterior con información confidencial en Caminos y Puentes Federales (Capufe) para dar ventaja en licitaciones a un grupo de empresas.

Los correos evidenciaron que el entonces subdirector de Capufe, Mauricio Sánchez Woodworth, filtraba información confidencial a su cuñada Estela Vega, quien a su vez la compartía con Marco Reyes y con empresas que participaban en las licitaciones. Fue así que seis constructoras obtuvieron contratos por 770 millones de pesos.

Multiplican contratos en el sexenio de AMLO

Las empresas ligadas a Marco Reyes multiplicaron casi siete veces sus contratos en el segundo año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, de acuerdo con los documentos obtenidos por MCCI.

En 2019 las empresas Ocram Seyer, Rapax, Xielsa y Mer Solutions obtuvieron contratos de limpieza en 13 dependencias federales por 71.8 millones de pesos.

En lo que va de 2020 los contratos se multiplicaron y superan los 485 millones de pesos en 20 oficinas gubernamentales.

Respecto a 2019, los contratos de mayores montos los asignó la Comisión Nacional del Agua, por 23.8 millones de pesos, seguido por el Issste, 16.2 millones, y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, 13.6 millones.

Este año el Instituto Politécnico Nacional le adjudicó un contrato de 274 millones de pesos, seguido de la Fiscalía General de la República, 48 millones de pesos.

Compiten firmas ligadas a una familia

En la licitación del IPN compitieron tres de las empresas ligadas a Marco Reyes y a su familia: Ocram Seyer, Xielsa, Mer Solutions y Rapax. Fue esta última la que obtuvo el contrato.

Algo similar ocurrió en la licitación de la Fiscalía, en donde se presentaron como postores Ocram Seyer y un consorcio formado por Rapax y Reisco Operadora, que fue el que se quedó con el contrato.

En una licitación realizada por el Conalep, Ocram Seyer y Rapax presentaron una propuesta conjunta y obtuvieron el contrato.

El SAT congela cuentas

Mientras cuatro empresas ligadas a Reyes obtenían millonarias adjudicaciones otras dos firmas de limpieza de las que en su momento también fue representante legal, Kasper y Claver Servicios, eran investigadas por el SAT por presunta evasión fiscal.

El 6 de marzo de 2020 el SAT ordenó inmovilizar las cuentas a nombre de Claver en BBVA Bancomer y Santander hasta por 381 millones 330 mil pesos por adeudos de impuestos desde 2013.

Además, determinó como “no localizable” a la empresa Kasper Limpieza y Mantenimiento S.A. de C.V., a la que busca desde hace cinco años para cobrarle impuestos rezagados.

En los correos que MCCI reveló en 2017 en la investigación CapufeLeaks, el líder sindical Marco Reyes utilizaba el correo MARS@KASPER.COM.MX, correspondiente a la empresa Kasper.

El pasado 17 de marzo de 2020, un empleado de auditoría del SAT acudió al domicilio fiscal de Kasper en avenida Morelos 679, local 9, en la colonia Jardín Balbuena, en Ciudad de México, para notificar omisiones en el pago de impuestos.

El domicilio reportado corresponde a una pequeña plaza comercial. En la planta baja, el visitador del SAT localizó una puerta con un letrero que señala que desde 2015 Kasper desocupó el domicilio con adeudos en el pago de la renta.

Negocios con "fantasmas"

El SAT solicitó a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores un informe detallado de las transacciones bancarias de Kasper.

Del análisis de esos documentos, los auditores encontraron vínculos de negocios de Kasper con Esserycom, Quadrum Limpieza y Construcción y Negmexa SA de CV, tres empresas que oficialmente fueron declaradas por las autoridades como “fantasma” o “factureras”, que simulan operaciones para evadir impuestos.

Un reporte del SAT fechado el 23 de marzo de 2020 menciona que Kasper emitió comprobantes fiscales por 5 millones 617 mil pesos a las dos primeras empresas "fantasma".

Además, en la revisión de la contabilidad, los auditores encontraron supuestas transacciones comerciales por más de 100 millones de pesos con Quadrum, por 7.9 millones con Negmexa y por 6.4 millones con Esserycom.

El SAT también detectó operaciones de Kasper con Claver Servicios, Servicios Coisare de San Cristóbal y Reisco Operadora, todas empresas vinculadas con el líder sindical Marco Reyes Saldívar.

En la auditoría, el SAT subraya que Claver y Coisare están boletinados como contribuyentes “no localizados”.

Declaración anual en ceros

Según el informe de una auditoría fechada en marzo de 2020, Kasper presentó en ceros su declaración anual de impuestos del 31 de marzo de 2014, pese a que en el año fiscal había emitido comprobantes fiscales de 231.4 millones de pesos y había recibido 406.8 millones de pesos en depósitos en cuatro cuentas a nombre de la empresa en Banco Santander.

En la relación de comprobantes emitidos estaban múltiples dependencias del Gobierno Federal, entre ellas SEP, Semarnat, SRE, el Hospital General Dr. Manuel Gea, el Instituto Nacional de Bellas Artes.

Además, el Sistema de Transporte Colectivo del Metro, el Instituto Federal Electoral y la Cámara de Diputados.

Transferencias millonarias al sindicato

La auditoría detectó un vínculo directo entre Kasper y la asociación sindical de limpieza en la que participan Reyes Saldívar y su familia, mediante pagarés y contratos de supuestos préstamos celebrados entre Kasper y el sindicato.

Las operaciones bancarias sumaron 38.8 millones de pesos en las cuentas revisadas por el SAT.

En la cuenta “Gastos generales” aparecen cuatro pagos realizados por Kasper a la empresa La Casa del Viaje SA de CV por emisión de boleto de avión a nombre de Marco Reyes.

En una auditoría anterior la empresa Reisco –también contratista del actual Gobierno Federal– el SAT detectó operaciones por 3 millones 604 mil pesos con el sindicato que encabeza Reyes.

Esas transferencias bancarias fueron justificadas como supuestos préstamos.

Violento fin de semana en Chicago deja al menos 14 muertos

mujer increpa a policía

''¿Sientes remordimiento?'': mujer increpa a expolicía tras muerte de Floyd (vídeo)