in

Coparmex rechaza veda de 10 años a exfuncionarios 

Gustavo de Hoyos

Una restricción es un “exceso”

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— Las restricciones para que exfuncionarios trabajen en la iniciativa privada deben ser “excepcionales”, o de lo contrario equivalen a imponer “diques” que restringirían el talento, afirmó el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos.

“Sugerir que un funcionario que ha vivido honestamente, que ha servido al Estado mexicano, deba estar 10 años en la banca, para decirlo coloquialmente, nos parecería un exceso”, dijo.

Añadió que “no debe haber diques entre el talento legítimo de los empleados honrados de uno u otro sector, debería haber un libre flujo de talento del sector público al privado”.

Las restricciones deben ser por periodos razonables y solo en la medida en que las decisiones que asumieron tengan un impacto directo en sectores o empresas.

De Hoyos consideró excesivo pensar en imponerles una veda de 10 años a los exfuncionarios, tal y como se pretende hacer en la iniciativa de ley que el gobierno federal va a presentar.

Comentó que “si se tiene evidencia o indicio de que algún funcionario ha incurrido en ilegalidad, que se actúe conforme a derecho”.

Sin embargo, dijo que no se pueden hacer acusaciones “ligeras y dogmáticas” porque solamente deterioran la confianza entre el sector público y el privado.

Hizo un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador para que emita comentarios que llamen a la concordia y que no descalifique sin fundamentos.

 

Al día 46 casos de conjuntivitis en Yucatán

Cartón de Tony: Flechados