in ,

Decae la imagen de AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador detalla unas cifras durante una de sus conferencias de prensa mañaneras en Palacio Nacional

Popularidad del mandatario está algo “resentida”

CIUDAD DE MÉXICO (AP).— El presidente Andrés Manuel López Obrador sigue moviendo masas y cuenta con el apoyo de la mayoría de la población pero su popularidad, que llegó a batir récords después de arrasar en las elecciones de 2018, parece comenzar a resentirse después de año y medio en el poder.

Un ejemplo se vio este fin de semana en un acto político en su estado natal, el sureño Tabasco, donde gobierna local y estatalmente su mismo partido, Morena.

Ahí quedó latente que quienes le escuchaban no coincidían con él en todos sus planteamientos y abuchearon a las autoridades locales. El presidente les reprendió.

Lopez Obrador arrasó en las elecciones de 2018 con un 53% de los votos, el mayor porcentaje obtenido por un candidato desde 1982 y su popularidad, según algunas encuestas, llegó hace un año al 85%.

A la baja

No obstante, estos porcentajes de aprobación no han dejado de bajar.

Dos sondeos elaborados a finales de febrero, uno de la encuestadora Buendía y Laredo y otro del diario Reforma lo sitúan entre el 62% y 59% respectivamente.

En la primera se realizaron 1,000 entrevistas a adultos a fines de febrero con un margen de error de +/- 3.5 puntos porcentuales.

Las encuestas

Para la segunda se encuestaron a 1,200 personas con un margen de error de +/- 4.3 puntos porcentuales.

Una economía en recesión, polémicas medidas de austeridad o tachar de enemigos a víctimas de la violencia, colectivos feministas o grupos de izquierda que antaño le apoyaron, han suscitado críticas y, sobre todo, han hecho que los mexicanos de 2020 se encuentren mucho más polarizados entre quienes le aman y le odian.

“Acerca de mi popularidad, estamos bien, tenemos mayoría, la gente nos está apoyando”, indicó ayer al ser cuestionado sobre estas cifras sin un atisbo de preocupación.

También dijo su imagen se “perjudicó” por los desgastes sufridos porque, “imagínense, enfrentar a los conservadores corruptos, que no quieren dejar de robar, están molestísimos”, dijo.

López Obrador ha insistido en que se someterá a una revocación de mandato si los mexicanos así lo exigen.

Síguenos en Google Noticias

Niegan que cese de funcionario agrario haya sido por corrupción