in , ,

Dejar de fumar alejaría más de 12 tipos de cáncer

Foto: Megamedia

Recuperarían 10 años de vida

CIIUDAD DE MÉXICO (Notimex).— Dejar de fumar por completo es la fórmula más efectiva para mejorar la salud actual y futura, pues entre otros beneficios puede aumentar la esperanza de vida hasta 10 años, según el informe “Smoking Cessation: a Report of the Surgeon General” del Departamento de Salud y Servicios Humanos en Estados Unidos.

Esta fórmula disminuye, asimismo, el riesgo de desarrollar algunas enfermedades relacionadas con el tabaquismo como las cardíacas, los derrames cerebrales y el trastorno pulmonar obstructivo crónico.

También reduce la probabilidad de desarrollar 12 tipos diferentes de cáncer, incluidos el de pulmón, laringe, boca, garganta, esófago, páncreas, vejiga, estómago, colon, recto, hígado, cuello uterino y riñón, además de la leucemia mieloide aguda.

El informe sugiere que, al dejar de fumar, los sobrevivientes de cáncer pueden lograr que su riesgo de morir por esta causa sea menor.

Respecto a las mujeres embarazadas, enfatiza en la importancia de dejar de fumar no solo para mejorar la salud de la madre sino también la de los recién nacidos.

Y es que, según advierte, “fumar cigarrillos y la exposición al humo de segunda mano aumentan las probabilidades de que las mujeres tengan problemas médicos graves durante el embarazo” y “los bebés nacidos de madres que fuman tienen más probabilidades de tener un menor peso y morir en el primer año de vida”.

En su informe, el Departamento de Salud y Servicios Humanos en Estados Unidos asegura que nunca es demasiado tarde para dejar de fumar, ya que incluso las personas que han fumado mucho o por un periodo largo pueden obtener beneficios a su salud y financieros si desechan esta práctica.

Complicaciones

Los fumadores de tabaco tienen un riesgo significativamente mayor que los no fumadores de complicaciones después de una cirugía, informó la Organización Mundial para la Salud. Un estudio realizado en conjunto con la Universidad de Newcastle y la Federación Mundial de Sociedades de Anestesiólogos explica que la nicotina y el monóxido de carbono, ambos presentes en los cigarrillos, pueden disminuir los niveles de oxígeno y aumentar en gran medida el riesgo de complicaciones relacionadas con el corazón después de la cirugía.

Síguenos en Google Noticias

Aseguran en Mahahual aeronave que transportaba droga

“Es un paso más para la solución”