in

Días críticos para el suministro de agua

Un hombre carga cubetas de agua que tomó en un tinaco cerca del Mercado Azcapotzalco. Autoridades señalaron que hasta el fin de semana se restablecerá por completo el servicio de agua en el centro del país

Aseguran que no habrá más cortes por reparaciones

CIUDAD DE MÉXICO (EFE y Notimex).— El suministro de agua a la Ciudad de México y municipios del Estados de México, cuyo corte por reparaciones del sistema de alimentación cumplió ayer una semana, se normalizará el fin de semana, dijeron hoy autoridades hídricas.

La suspensión del suministro afectó a 5 millones de ciudadanos en 13 de las 16 alcaldías de Ciudad de México y una docena de municipios mexiquenses.

El director del Sistema de Aguas de Ciudad de México (Sacmex), Ramón Aguirre, explicó que los días críticos eran ayer y hoy debido al llenado de los depósitos y su posterior distribución.

“Los tanques que se llenan primero y mejor son los de la zona poniente (de la ciudad). El sistema va por todo esa zona. Para el jueves (hoy) esperamos dar servicio, no el normal, al menos a cinco alcaldías y en una segunda fase, en servicio menor, a otras seis alcaldías y las cinco últimas recibirán el líquido el fin de semana”, dijo Aguirre a medios.

El funcionario afirmó que el operativo que se implementó por el Gobierno de Ciudad para abastecer de agua durante el corte fue impresionante, pues nunca antes se habían abierto 60 puntos de carga para mejor manejo de las pipas.

“Nunca antes se habían rentado tantas pipas, llegamos a más de mil 200 en el operativo, pasado de 72 horas tuvimos 650, en el sismo tuvimos 780”, explicó.

Mucha presión

Comentó que el martes pasado hubo mucha presión de los habitantes en Cuauhtémoc, Benito Juárez y Azcapotzalco, donde se generó una mayor demanda de agua y mayor cantidad de vecinos se quedaron sin reservas.

“La ventaja de esto es que por lo menos ya tenemos una credibilidad de que el agua está entrando a la ciudad, que esta es una situación que creemos que no se va a volver a presentar”, dijo.

Ramón Aguirre detalló que de acuerdo con la información de la Conagua ya no habrá más paros en el mediano ni en el largo plazo, salvo alguna cuestión de fuerza mayor.

Comentó que si la Comisión Nacional del Agua (Conagua) vuelve a intentar instalar la K invertida en un futuro lo haría siempre aprovechando que una línea funcione mientras hace los trabajos en la otra.

“No fue una situación por supuesto deseable ni por nosotros ni por Conagua, pero como se dice en el argot: son gajes del oficio, es infraestructura muy compleja que requiere trabajos que de repente es muy fácil que surjan imprevistos, que impliquen que no se pueda cumplir con los plazos que se tenían”, anotó.

El funcionario aclaró que no hay un reclamo del Gobierno de l Ciudad a la Conagua, “al contrario, yo creo que hemos recibido mucho apoyo de ellos. Los contratiempos que se llegan a presentar pues ni hablar”.

Por otro lado Ramón Aguirre afirmó que los servicios hídricos, si bien tienen deficiencias que cada día se atienden y resuelven, han permitido que la ciudad funcione sin que se tenga una crisis de grandes proporciones que llegue afectar, como podría suceder, la gobernabilidad de la capital.

“Estamos hablando de una infraestructura de más de dos mil instalaciones y unas redes de distribución de agua potable, alcantarillado y de agua tratada que tienen más de 26 mil kilómetros de tuberías que permiten que algunas de las zonas de la ciudad se abastezcan”.

También mencionó que es importante poner sobre la mesa que se trata de infraestructura vieja que tiene un promedio de 60 años dando el servicio a la ciudad, por lo que está sujeta a fallas continuas y a un mantenimiento recurrente.

Insistió que es necesario emigrar a un nuevo modelo de gestión hídrico donde se tengan mayores recursos y en el que se den mayores facultades al organismo, así como revisar los esquemas de tarifas y subsidios.

Trayectoria de José Fernández Moral

Vecinos coinciden: Ticul requiere un reordenamiento