in

Ante mejor panorama

Turistas visitan el nuevo Nickelodeon Hotels & Resorts Riviera Maya

Diversos factores apuntalarían la economía del país

CIUDAD DE MÉXICO.— Desde julio, con el inicio de las vacaciones de verano que concluyen en agosto y con el regreso a clases, se empieza a vislumbrar un mejor panorama para el segundo semestre de 2021, para los sectores del comercio, servicios y turismo, que es reforzado por la llegada del extranjero remesas y el evento comercial El Buen Fin, que permitirá a los empresarios cerrar con mejores números este año.

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, José Manuel López Campos, destacó que la apertura de los negocios se refleja en las ventas del sector terciario, pues en el primer semestre de este año se observó una leve recuperación comparado con el año 2020, debido a las medidas que se tuvieron que implementar en materia de salud y prevención de contagios por el coronavirus.

Consideró que hay factores que contribuirán a tener un segundo semestre más dinámico en materia económica en los sectores representados en la Concanaco.

En este panorama alentador influirá el aumento de visitantes a los diferentes destinos del país por las vacaciones de verano, en las que se prevé viajen más de 20 millones de turistas, que dejarían una derrama de 49 mil millones de pesos por concepto de hospedaje.

“Debido al aumento de la movilidad y de la afluencia en los sitios turísticos se estima cerrar el año con un registro de 26.8 millones de turistas internacionales, cifra que representa 10.3% más que en 2020”, anotó.

López Campos resaltó que los vacacionistas de alto poder adquisitivo de Estados Unidos y Canadá están optando por los destinos turísticos de México, lo cual influirá para tener mejores resultados al concluir el año, en este importante sector económico.

El turismo nacional, apuntó, se fortalecerá con una amplia oferta de productos en los diferentes estados del país, que podría generar una derrama económica de 12 mil 200 millones de dólares, con una ocupación hotelera del 44 por ciento en promedio, que dejaría 235 mil millones en concepto hospedaje.

Otro factor importante, expuso, es el regreso a clases presenciales, a partir de los últimos días de agosto, que prevé una derrama de 82 mil millones de pesos, cifra alcanzada en 2019, que ayudarán a que giros de papelerías y librerías se reactiven para avanzar hacia su recuperación económica, al igual que otros negocios que forman la cadena de valor de útiles escolares.

“Al volver a los planteles educativos millones de estudiantes de todos los niveles escolares tendrán que adquirir libros, cuadernos, mochilas y otros artículos, como uniformes y calzado, que se necesitan en las escuelas, tanto públicas como privadas”, subrayó.

El líder empresarial dijo que con las clases presenciales serán favorecidos los micro y pequeños negocios que se ubican en colonias y comunidades rurales, que se sostienen de la venta diaria de material escolar. También será positivo para la industria que los produce, sus proveedores y canales de distribución.

Resaltó que el regreso a las aulas significa el 80 por ciento de los ingresos anuales para la industria de útiles escolares y papelería en muchos casos.

“También contribuirá a un mejor cierre de año el incremento en las remesas, que se calcula alcancen los 50 mil millones de dólares, que al tipo de cambio representaría casi un billón de pesos, recursos importantes que permiten a los estados y comunidades mantener su dinámica de ventas por consumo interno”, aseveró.

De un vistazo

Esperanza en El Buen Fin

El dirigente empresarial adelantó que en este año se espera lograr que El Buen Fin sea un importante impulsor de la economía, ya que en 2020 se alcanzó una derrama económica de 238 mil 900 millones de pesos, que superó las metas planteadas, de obtener 118 mil millones de pesos, que permitió al país tener un mejor cierre el año pasado y avanzar en su recuperación económica.

Numerosos sectores

La edición de 2020, refirió, fue de 12 días por única ocasión y se sumaron los sectores productivos primario y secundario, con una mayor participación de las micro, pequeñas y medianas empresas, así como de los fabricantes industriales.

Migrantes esperan por asilo

Cartón de Tony: Lección sobre la democracia