in

Duda de viabilidad del Tren

Rogelio Jiménez Pons

Investigadora dice que Fonatur lleva 20 años de fracaso

CANCÚN (El Universal).— La serie de fracasos que preceden al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), en las últimas dos décadas, como los mega-proyectos Escalera Náutica del Mar de Cortés, en Loreto, y Malecón Tajamar, en Cancún, son antecedentes que ponen en duda su capacidad para sacar adelante el proyecto “Tren Maya”, que conjuga la construcción de vía férrea y proyectos inmobiliarios para detonar el turismo, propiciar el desarrollo social y conectar a cinco estados del sureste.

La afirmación proviene de la investigadora Linda Ambrosie, autora del libro Sun and Sea Tourism: Fantasy and Finance of the All Inclusive Industry y doctora en Contabilidad, enfocada en impuestos y Turismo por la Universidad de Calgary, quien cuestionó, públicamente, la capacidad del Fonatur para conducir y concretar el megaproyecto.

Linda también puso en duda los beneficios del Fideicomiso de Inversión y Bienes Raíces (Fibra), que pretende usarse como herramienta de financiamiento, pues en su opinión, solo traería beneficios para las grandes empresas que invertirán en la obra, pues podrían deducir impuestos.

“Fonatur ha fracasado durante más de 20 años. Dos ejemplos, son la Escalera Náutico, en Loreto, que es desde hace años, un ‘enorme elefante blanco’. Supuestamente eran marinas con espacio para embarcaciones y lotes de terreno. Todas las calles bien habilitadas, con alumbrado, pavimentadas, pero sin vender”, señaló.

“Exactamente como en el caso Malecón Tajamar, aquí en Cancún. Un proyecto en el que además no hay dinero para indemnizar a los inversionistas. Mi pregunta es, si no han tenido éxito tampoco en el desarrollo de Huatulco de la Escalera Náutica, de Tajamar, ¿cómo es que Fonatur es el que dirige el proyecto de Tren Maya?”, sostuvo la experta.

Otra interrogante que plantea es la carencia de estudios de mercado que sustenten que los turistas extranjeros verán el proyecto como un atractivo, en qué proporciones y en qué segmentos.

El viernes, durante la celebración de un foro sobre el Tren Maya, la pregunta surgió en una de las mesas de trabajo.

El encargado del proyecto por Fonatur, en Quintana Roo, Pablo Careaga, confirmó que no se han elaborado aún los estudios financieros y de mercado, pero que se tendrán listos en septiembre próximo.

En cuanto al Fibra, explicó que ese esquema se utiliza en México desde hace 10 ó 15 años aproximadamente y que en la actualidad, la mayoría de los hoteles lo emplea, por ejemplo.

“Todo lo que gana o pierde un hotel, se transfiere directamente a las cuentas de los inversionistas y ellos combinan las ganancias y pérdidas en sus otras empresas. Te voy a dar un ejemplo. Telmex, como empresa puede comprar acciones, no son personas físicas y pueden comprar acciones en otras empresas. Sabe perfectamente que el Tren va a perder dinero, pero él tiene muchas ganancias en Telmex”, expuso.

“¿Qué va a pasar cuando esa Fibra mande sus pérdidas a Telmex? Eso representará una descarga fiscal a Telmex, porque puede deducir directamente las pérdidas del Tren Maya, sobre sus impuestos. Entonces no van a generar impuestos. Entonces lo que buscan los inversionistas a través de ese esquema, es buscar pérdidas para compensar sus beneficios en otras empresas”, expuso la investigadora, al ser entrevistada sobre el tema.

Linda Ambrosie, que desnudó en su libro, cómo el gobierno mexicano termina subsidiando a cadenas hoteleras del extranjero, que eluden impuestos y cuyas ganancias a través del Todo Incluido, salen del país para su beneficio, dijo que el Fibra, aplicada al Tren Maya, “será lo mismo”.

Careaga Córdova refutó lo expresado por la investigadora y señaló que este Fonatur, no es el mismo que ha venido operando desde los años 70, y que el gobierno federal, tampoco se conduce igual, de ahí la confianza de que sacarán adelante el megaproyecto del Tren Maya.

“Fonatur sí ha fracasado y ha hecho las cosas mal, pero la idea ahora es hacerlo bien. Por eso el presidente (Andrés Manuel López Obrador) dio el proyecto Tren Maya a Fonatur, porque es el más transversal de los organismos y las secretarías”, subrayó Careaga, quien también discrepó de Linda Ambrosie en cuanto a los presuntos perjuicios del Fibra.

Al respecto, la doctora insistió en que Fonatur no ha sacado adelante varios megaproyectos, en que no ha sido capaz de elaborar los estudios bien, ni de manejar correctamente el dinero.

“Si su argumento es que Fonatur es nuevo, no. Fonatur existe desde 1974, con origen en Infratur. No me importa que sea un nuevo gobierno, porque no basta con la intención; está fracasando desde hace 20 años, con el presidente (Vicente) Fox; con (Felipe) Calderón, con (Enrique) Peña Nieto, ¿cuál es la garantía más allá del cambio de presidente?”, expresó.

Piden un freno en el diésel

Avisos de alarma