in ,

La era del bitcoin

Bitcoin posee las cinco características que debe poseer un bien para ser considerado un refugio de valor

Algunas claves para entender qué son y cómo funcionan las criptomonedas, la nueva forma de dinero que está revolucionando el sistema financiero mundial.— Almacén de valor

El interés en México por las criptomonedas aumenta día tras día. Su aceptación ha sido tal que en 2018 las autoridades se vieron en la necesidad de incluirlas en la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, mejor conocida como Ley Fintech, con el objetivo de supervisarlas para evitar el lavado de dinero o los fraudes.

Las monedas digitales avanzan hacia un uso más generalizado, pese a que todavía son un producto misterioso que no se puede ver ni tocar y del que en realidad la inmensa mayoría sabe muy poco. ¿Qué son exactamente? ¿Cómo funcionan? ¿De dónde surgen? ¿Cuál es su valor y qué lo determina? ¿Podemos confiar en ellas? Estas son algunas de las preguntas que más se hace la gente sobre las ciberdivisas.

Actualmente hay alrededor de 7,000 tipos de cibermonedas, de acuerdo con CoinMarketCap, web que da seguimiento a su mercado de capitalización y a la cantidad de operaciones que las utilizan. Cinco son las más extendidas: bitcoin, ethereum, litecoin, dash y ripple.

“Para explicar qué son y cómo funcionan lo ideal es tomar como referencia a la primera en aparecer en el mercado, la de más valor y mayor aceptación: el bitcoin, la criptomoneda por excelencia”, señala Raúl Ortegón Bolio, ingeniero en Sistemas Computacionales especializado en temas de ciberseguridad.

Diferencias

Bitcoin es una moneda virtual que como cualquier otra sirve para adquirir productos y servicios. La diferencia con las divisas tradicionales —como el dólar, el euro o el peso mexicano— es que no está a expensas de un banco central, no depende de ninguna autoridad financiera y no existe físicamente.

O sea, es una moneda descentralizada, intangible, inviolable, creada y almacenada en soporte informático. Consiste en una clave criptográfica que se asocia a un monedero virtual o “wallet” y permite realizar transacciones de manera segura e irreversible, persona a persona, sin necesidad de intermediarios como, por ejemplo, los bancos.

En realidad, dice el ingeniero Ortegón Bolio, bitcoin es una aplicación práctica de la tecnología que la sustenta, el blockchain o cadena de bloques, que, como se indica en la nota anterior, ha sido ya aceptada como una excelente manera de transferir información de forma segura y descentralizada.

Bitcoin ha demostrado ser un almacén de valor (un activo que mantiene su poder adquisitivo sin depreciarse con el tiempo, como los metales preciosos) a prueba de operaciones fuera de las reglas, continúa. Para algunos, compite con el oro como la reserva de valor más fiable en la era digital.

El bitcoin fue lanzado en 2009, año en el que en el que Satoshi Nakamoto —tal vez el seudónimo de un grupo de informáticos— creó el Protocolo Bitcoin, un algoritmo que sustenta la moneda y permite las transacciones por internet, sin la intervención de mediadores, con el consenso de una red de usuarios.

Cinco requisitos

Todo bien que pueda usarse como almacén de valor relevante por obligación tiene que reunir cinco características: debe ser escaso, divisible, portable, durable y fungible, requerimientos que cumple el algoritmo de bitcoin.

La escasez, detalla Ortegón, es una de sus ventajas, ya que no lo sujeta a la inflación. De hecho, por decisión de su creador, esta moneda digital (las demás no) está limitada a 21 millones de unidades.

Al día de hoy se han emitido unos 18.8 millones (el 89.7% del total) y de acuerdo con la web buybitcoinworlwide.com, se calcula que se llegará al tope en 2140, fecha establecida por Nakamoto.

Los poco más de dos millones que restan se irán minando a un ritmo mucho menor que los 1,800 diarios que se generan ahora.

En 2009, cuando nació el bitcoin, no se necesitaba de un gran equipo de cómputo para minarlo, pero el proceso evolucionó tanto que hoy hace falta mucha capacidad de software y hardware para crear monedas, por lo que la tarea quedó reducida a expertos en informática y a corporaciones gigantes mundiales, apunta.

Ataque del 51%

Los mineros son una pieza esencial de bitcoin. De ellos depende que las transacciones se validen y, en buena parte, evitan que se falseen las cuentas. Como recompensa, cada vez que encuentran un “hash” (código alfanumérico infalsificable que identifica cada envío o recepción de documentos en la red) de bloque válido reciben cierta cantidad de bitcoins.

Sin embargo, Nakamoto estableció que mientras más gente o más poder de cómputo se destinen a esa tarea será más difícil encontrar el “hash” que pertenece a cada bloque y la recompensa además será cada vez menor.

Esta estrategia tiene como finalidad impedir que una sola entidad u organización pueda ser mayoritaria y obtenga así suficiente poder de minería para excluir o modificar intencionalmente el orden de las transacciones, un peligro potencial conocido como el “ataque del 51%”, explica.

En “centavos”

El bitcoin es además portable (puede moverse de un lugar a otro con relativa facilidad), durable, fungible (un bitcoin es idéntico a otro en valor) y divisible (como el peso o el dólar, las unidades se pueden fragmentar en unidades más pequeñas).

Respecto a esta última característica, Ortegón Bolio comenta que un bitcoin se puede dividir en 100 millones de partes, es decir se puede fraccionar hasta obtener el 0.00000001 de la unidad. Esa fracción mínima recibe el nombre de satoshi.— (Continuará).— D.Y.

 

Bitcoin Minería

Los mineros son la figura clave de la tecnología que sustenta a las criptomonedas.

“Para cualquiera”

El rol de minero lo puede desempeñar quien lo desee y cuente con una mínima capacidad computacional.

Buena recompensa

Los mineros trabajan para resolver problemas informáticos a cambio de los bitcoins que extraen según el ritmo de emisión de la criptomoneda que determinó su creador.

Rompecabezas

Esos problemas informáticos son como rompecabezas criptográficos de gran complejidad, lo que garantiza la seguridad de la red.

Enorme inversión

Actualmente no es fácil ser minero. Antes se minaba hasta con tarjetas gráficas de videojuegos, pero ahora hay equipos específicos para el minado de criptomonedas que requieren una gran inversión.

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

México vence 2-0 a El Salvador

México vence 2-0 a El Salvador y lidera la eliminatoria rumbo a Catar

Dimitrov manda a casa al favorito de Indian Wells