in

EE.UU. lo investigó por nexos extraños

Presunto vínculo con autores del caso Ayotzinapa

CIUDAD DE MÉXICO.— Omar Hamid García Harfuch, nieto de Marcelino García Barragán —secretario de la Defensa Nacional en 1968— e hijo de Javier García Paniagua, titular de la Dirección Federal de Seguridad durante la llamada “Guerra Sucia”, fue objeto de indagatorias por el gobierno de Estados Unidos.

El abogado tuvo un rápido ascenso en la Policía Federal (PF) y, de acuerdo con investigaciones del semanario “Proceso”, fue mencionado en el caso Ayotzinapa por una presunta relación con el grupo del crimen organizado Guerreros Unidos.

Fue suboficial en Cuernavaca, Morelos. Y en enero de 2013, dentro de la División de Seguridad Regional de la PF, fue nombrado coordinador estatal de Guerrero. Se sabe que en esa entidad creó un grupo especial para atacar a un grupo delictivo y presuntamente posicionar a otro, agrega “Proceso”.

En septiembre de ese mismo año utilizó una aeronave de la PF para rescatar a su madre, la actriz María Sorté, luego de que el paso del huracán “Manuel” aisló Acapulco, donde ella estaba.

Más tarde participó en la formación de la División de Gendarmería y luego se desempeñó como titular de la División de Investigación de la PF, desde donde se hacía cargo de delitos como secuestro o extorsión.

Investigaciones de Proceso aseguran que desde 2009 García Harfuch y 11 agentes de la PF eran investigados por el gobierno de Estados Unidos por presuntas labores delincuenciales o al menos irregulares, de acuerdo con un cable divulgado por Wikileaks. Además, en 2010 fue indagado antes de participar en un curso antipandillas.

 

Berchelt regresa con un nocaut en el sexto