in

EE.UU. presenta evidencias en el caso García Luna

Genaro García Luna con el entonces presidente Felipe Calderón

Audios reveladores

CIUDAD DE MÉXICO.— El gobierno de Estados Unidos cuenta con evidencia para armar su caso: al menos 17 comunicaciones interceptadas a Genaro García Luna, el exsecretario de Seguridad Pública en la presidencia de Felipe Calderón (2006-2012), que se encuentra detenido en aquel país acusado de corrupción y nexos con el narcotráfico.

Así lo confirmó el fiscal estadounidense encargado del caso, Richard P. Donoghue, que envió a la defensa de García Luna estos y más documentos, como indican las leyes de aquel país, de acuerdo con el memorándum al que accedió la periodista Dolia Estévez.

“Al interior del paquete encontrará los descubrimientos suplementarios del gobierno, de acuerdo con la Regla 16 del Reglamento Federal de Procedimientos Criminales”, indicó Donoghue. Los documentos están compuestos por 17 comunicaciones interceptadas, aunque sin dar más detalles de su origen ni de su extensión, ni tampoco si hay otros individuos involucrados.

Además, también le entregaron a la defensa del exfuncionario de Calderón dos registros financieros, sin detallar tampoco sobre su contenido, además de información sobre el Gran Jurado que acusó a Luis Cárdenas Palomino y a Ramón Pequeño García, dos de sus más cercanos colaboradores.

Donoghue le recordó a la defensa de García Luna que el contenido del envío contiene “material protegido” y debe ser manejado acorde a ello. Además, el fiscal estadounidense le pidió a su contraparte que comparta con ellos sus propios descubrimientos y evidencias a usar en el caso.

El estratega de seguridad de Calderón fue detenido en diciembre de 2019 en Dallas, Texas, y su caso se encuentra radicado en una corte de Brooklyn, Nueva York, donde un jurado condenó el año pasado a cadena perpetua a Joaquín “El Chapo” Guzmán, exjefe del Cártel de Sinaloa, por tres cargos de asociación delictiva para el tráfico de cocaína y de falso testimonio.

Se ha declarado inocente de las acusaciones de los fiscales, quienes alegan que recibió enormes cantidades de dinero del Cártel de Sinaloa, entonces dirigido por el “Chapo” Guzmán, a cambio de permitir que éste traficara cocaína a sus anchas.

A finales de julio, la Fiscalía para el Distrito Este de Nueva York entregó a la defensa de García Luna un paquete de pruebas que usará para el eventual juicio.

Las evidencias incluyen 43.8 kilos de cocaína decomisada en Brooklyn el 24 de mayo de 2002, cuando García Luna se encontraba al frente de la Coordinación General de la Agencia Federal de investigación de la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

También serán presentados 20 kilos de cocaína asegurados en el Buque Gatun, cerca de la costa de Panamá, en marzo de 2007. La droga fue parte de una operación contra el narcotráfico, que se llevó al cabo unos días después de que el gobierno mexicano encontrara 25 millones de dólares en efectivo en la casa de Zhenli Ye Gon, en Lomas de Chapultepec, en Ciudad de México.

Además, en México García Luna y sus excolaboradores también son buscados. En mayo, Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, informó que la dependencia que dirige presentó dos denuncias ante la Fiscalía mexicana contra Genaro García Luna y Luis Cárdenas Palomino, ex encargado de Seguridad Regional de la Policía Federal.

La Fiscalía General de la República (FGR), por su parte, confirmó a finales de julio que se iniciaron diversas carpetas de investigación en contra de García Luna, exsecretario de Seguridad Pública, y cinco personas más, incluido Pequeño García.

La FGR también señaló que está investigando cinco empresas vinculadas con los acusados. “Se han realizado diversas diligencias y se han obtenido también las autorizaciones judiciales para técnicas especiales de investigación”, declararon en el comunicado.— Lopez/Doriga Digital/Infobae

Capitán América

Lenta recuperación en Kaua