in

En el último sexenio fueron asesinados 26 sacerdotes: Iglesia

Los sacerdotes Iván Añorve y Germaín Muñiz García fueron asesinados.

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).- El sexenio pasado fue una “tragedia” para los sacerdotes católicos del país, al registrarse 26 homicidios contra presbíteros, dos ministros de culto desaparecidos, así como cinco secuestros frustrados, indicó el Centro Católico Multimedial (CCM).

Al presentar su informe “Evaluación del sexenio 2012-2018” el organismo dirigido por el padre Omar Sotelo, resaltó que la división de grupos criminales, la corrupción, así como estrategias de seguridad “cuestionables” derivaron en un incremento de la violencia, que afectó a los clérigos.

“En el sexenio 2012-2018, la paz es la gran ausente en muchas regiones y localidades del país. Para el sacerdocio católico en México ha sido una tragedia: en los últimos seis años, 26 presbíteros perdieron la vida de forma violenta”, enfatizó Omar Sotelo.

5 estados con mayor incidencia

Las entidades que presentan el mayor número de homicidios y agresiones contra sacerdotes, así como agentes de evangelización son: Ciudad de México, que reporta 10 casos; Guerrero, con 10; Veracruz, con 8; Chihuahua y Michoacán, con 7 cada una.

El CCM resaltó que los crímenes contra ministros de culto en el país no son de “persecución religiosa” o por odio a la fe, sino que por su ministerio pastoral resultan “incómodos”.

“En la mayor parte de casos hay rasgos de una nueva forma de hostigar violentamente la acción pastoral de sus agentes evangelizadores. Cuando se agrede, desaparece o ejecuta a un sacerdote, se introduce un elemento de desestabilización social, dando lugar al crecimiento del temor, de la impunidad y la violencia en diversas entidades del país”, dijo.

El documento publicado por el CCM recomienda implementar mecanismos en las arquidiócesis y diócesis afectadas, a fin de dar seguimiento puntual a cada uno de los casos desde el inicio de las investigaciones hasta las sentencias. De igual forma, solicita conocer el estado de los procesos judiciales en los que se tenga un interés como interviniente, pues, indica, es un derecho que no puede ser negado.- Astrid Rivera

Exsenadora investigada por fotos con “El Meño”

Feminicidio en la Madero

Chiapaneco vinculado a proceso por feminicidio en la Francisco I. Madero