in ,

Entidades financieras ayudan al cliente durante la crisis: la morosidad disminuyó un 3.87%

En un momento complejo se encuentra la economía mexicana y sin lugar a dudas que el sector financiero no es ajeno a eso, debido a que tiene influencia directa. Ocurrió durante el 2020 principalmente, que muchas personas en México perdieron sus empleos o tuvieron caídas de ingresos. Provocó eso, que en muchos casos, tuvieran que acudir a créditos para poder continuar accediendo a bienes y servicios en su vida cotidiana.

Lo antes mencionado es una realidad y para poder afirmarlo, sólo basta acudir a un estudio que llevó adelante el Banco de México (Banxico), en donde se informa que durante todo el 2020, en México se otorgaron cerca de 15 millones de créditos personales, lo que representó un total prestado de 246 mil millones de pesos. Las entidades bancarias indicaron que tuvieron más solicitudes sin lugar a dudas, y una de las que se expresó al respecto y que podemos mencionar como ejemplo fue Consubanco: colocó en el 2020 cerca de 7 mil millones de pesos, por un total de 200 mil créditos de nómina.

Algo en lo que coinciden varios expertos es que actualmente los bancos, debido a la situación en que se encuentra gran parte de la población, con numerosas complicaciones financieras deben dar alternativas de préstamos personales que sean lo más flexibles posibles. Eso significa que los bancos deben hacer un esfuerzo para poder bajar los ponderadores de riesgo, por ejemplo, y pautar tasas de interés que sean lo más reducidas posibles, para que así los usuarios puedan hacer frente al pago. De hecho, esto fue lo que sucedió en parte del 2020 y también en lo que va del 2021: bancos ofreciendo tasas competitivas, que llevan a una permanente competencia entre ellos, pero con el beneficio de que la morosidad está realmente muy baja, ubicándose en un porcentaje de 3.87%, sin dudas que bastante menor en comparación con años anteriores.

Un detalle importante en México, en cuanto a otorgamiento de financiamientos, es que hay un sector que no siempre puede satisfacer su necesidad de dinero mediante créditos: los que tienen ingresos que van de 1 a 8 salarios mínimos, que son generalmente empleados de administración pública o jubilados, ejemplo. Por eso mismo los bancos también deben trabajar en ese punto, expresan los especialistas, en lograr una inclusión financiera mayor, que sea realmente integral. En contraposición con esta situación, están las pequeñas empresas y comercios, que en el último año tuvieron más financiamiento que antes, muchas de ellas por necesidad de capital de trabajo.

Con la reactivación de la economía en el mediano plazo en México (se espera que crezca en término de PIB crezca en el 2021 por lo menos un 6% aproximadamente), el sector financiero por medio de los bancos sobre todo, espera que los usuarios que aún tienen pagos pendientes, puedan rápidamente regularizar su situación para así volver lo más pronto posible a ser sujetos de crédito, y quienes tienen pensado realizar gastos extraordinarios en su vida cotidiana, los hagan por medio de adecuados financiamientos.

(I.S.)

"Luigi" se une al modo multijugador de "Lego Super Mario" (vídeos)

Irma Eréndira Sandoval, titular de la Secretaría de la Función Pública (Foto de @El_Universal_Mx)

MCCI: Irma Eréndira compró pruebas Covid caras a empresa sin empleados