in

Entierros prehispánicos

Un arqueólogo analiza los restos de 80 individuos que habitaron en tiempos prehispánicos en Atlixco

Analizan restos de 80 individuos en Atlixco, Puebla

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).— Los restos óseos de 80 individuos que habitaron en el territorio de la ciudad de Atlixco, Puebla, en tiempos prehispánicos, son analizados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México.

En un comunicado, el INAH indicó que el estudio se lleva al cabo en los salones y espacios del antiguo Hospital de San Juan de Dios, uno de los más longevos sanatorios de este país, que estuvo en funciones desde el siglo XVIII hasta 2015.

“Este importante osario fue localizado en campo entre fines de 2018 e inicios de 2019, en un área de 35 metros cuadrados”, explicó el investigador de la dirección de salvamento arqueológico del INAH Miguel Medina Jaen.

Dado el acotado tiempo del proyecto de salvamento, los expertos “procedieron a recuperar los vestigios 'en bloque', es decir, con el sustrato de tierra que los cubría”.

Posteriormente, y en diálogo con el municipio, se habilitó una sección del antiguo Hospital de San Juan de Dios, donde avanzan en la rigurosa microexcavación.

El investigador contó que hasta el momento se ha determinado que si bien existen evidencias de 80 individuos “el desgaste causado por las condiciones naturales o, incluso, desde tiempos precortesianos, cuando un entierro era fragmentado o empujado para inhumar sobre él a otra persona, el número de cuerpos completos o en posición primaria se reduce aproximadamente a la mitad”, es decir, unos 40.

Por su parte, la arqueóloga Adriana Sáenz añadió que otros datos revelados por la antropología física son, entre otros, que la mayoría de los individuos eran adultos, de entre 20 y 50 años al momento de su muerte natural, dato que coincide con la esperanza de vida en la época prehispánica. Además, casi la mitad de los restos en el osario pertenecen a mujeres y no hay presencia de infantes. Quizá los niños “eran inhumados en otra sección de la población antigua, o recibían tratamientos mortuorios distintos a los de los adultos”.

 

Brillante en el Dakar