in

“El buen periodismo abona a la democracia y justicia”

CIUDAD DE MÉXICO.—”Estoy convencido de que el buen periodismo es por naturaleza incómodo porque busca hallar respuestas y destapar verdades en asuntos que los poderes no quieren que se sepan, se indaguen… no quieren que se hurgue en sus historias y documentos comprometedores”, manifestó José Leobardo Reveles Morado al recibir el Premio Nacional de Periodismo 2017 a la trayectoria.

“Y cuando digo poderes, en plural, no me refiero solo al Ejecutivo, Legislativo y Judicial, sino a los empresariales, los sindicales, inclusive a los eclesiásticos, a los gremios rurales y urbanos; a quienes deciden y operan los presupuestos desde el gobierno, la inversión en una obra pública y los gastos sociales”, agregó el galardonado.

El discurso de Pepe Reveles, como le dicen sus colegas, fue el más aplaudido anoche en el alcázar del Castillo de Chapultepec, ante un auditorio formado por periodistas, representantes del Consejo Ciudadano del Premio Nacional de Periodismo e integrantes del jurado; directivos, investigadores y maestros de universidades, e invitados. Como maestra de ceremonia fungió Denise Dresser, editorialista de Diario de Yucatán.

Contribuye a desterrar los demonios de la corrupción

Reveles Morado fue enfático al hablar de la relevancia del periodismo de investigación, al que ha dedicado más de cincuenta años con acento en temas de seguridad, narcotráfico y derechos humanos: “El periodismo honesto, de profundidad, documentado y profesional suele ser incómodo. Deseamos fervientemente que los años por venir se mantenga a buen resguardo hasta la mínima tentación de instalar la verdad única, que se aleje cualquier asomo de intolerancia”.

Y aunque resulte para muchos incómodo, prosiguió, el buen periodismo abona a la democracia, a la convivencia en paz, a la memoria, al derecho a la verdad, a la justicia para un espantoso número de víctimas. Contribuye a desterrar los demonios de la corrupción, la impunidad y la violencia, a los que se dejó avanzar a niveles inaceptables.

Garantías a la libertad de expresión, común denominador

La exigencia de garantías a la libertad de expresión y de justicia para los reporteros asesinados fue el común denominador en los discursos de los ganadores, al igual que la importancia de la prensa libre e independiente, a la que pertenece la mayoría de los trabajos premiados. Así lo enfatizó el equipo del portal Animal Político, que en alianza con Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad obtuvo el Premio en la categoría de Reportaje por “La Estafa Maestra”, amplia investigación que reveló millonario desvío de recursos a cargo de 11 dependencias del Gobierno Federal mediante 128 empresas fantasmas y ocho universidades públicas.

Nallely Roldán Sánchez, de Animal Político, calificó de esperanzador que este año se reconozca al periodismo independiente y aseguró que se puede hacer periodismo libre cuyo único objetivo sea servir la lector. La información es poder y libertad –subrayó- y en la medida que las sociedades tengan información imparcial y rigurosa se fortalecerán y podrán empujar los cambios que sean necesarios. Un país no puede ser realmente democrático sin periodismo.

Tras reconocer que la labor periodística tiene varias funciones, insistió en una en particular: el periodismo investiga al poder, sea quien sea que lo ostente, el político y económico; vigila que las cosas se hagan bien, y si se hacen mal se corrijan. “Nuestra apuesta es que desde nuestra trinchera podamos abonar a que esta sociedad sea más justa, por eso el borrón y cuenta nueva no tienen cabida en una democracia, ni puede ser la respuesta a una sociedad afectada por la violencia y la corrupción”, añadió.

Por su parte Miriam Castillo Moya, periodista de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, manifestó que se necesitan, más que nunca, redacciones con un impulso constante a ser libres, que enfrenten a la impunidad que viene como inercia, “esa impunidad que era el sello de la casa de quienes gobernaban hasta hace unos días este país y parece que no termina”.

Además de denunciar la corrupción, indicó que la tarea es reclamar algo distinto al olvido, porque el olvido y los puntos finales sin justicia nunca traen paz. Los periodistas, reconoció, no tienen el remedio contra la impunidad, solo la persistencia suficiente para señalarla todos los días.

Los ganadores

En el concurso participaron 1,230 trabajos de periodistas de toda la República, divididos en ocho categorías.

Además de Reportaje, que ya mencionamos, los ganadores fueron:

Noticia, “El campo de exterminio que el gobierno de Veracruz ocultó”, Miguel Ángel León Carmona, La Silla Rota y econsulta.

Crónica, “Mujeres contra la mina”, Mely Georgina Arellano Ayala, Lado B.

Opinión, “Señores del mecanismo de protección ¡ya despierten!”, Daniela Pastrana, Periodistas de a Pie.

Entrevista, “Puedes ver un niño y pensar que no hay futuro”, Daniela Rea, Pie de Página;.

Fotografía, “Sobrevivientes del sismo”, Pedro Mera, Unión de Periodistas.

Divulgación de Ciencia y Cultura, “Ciencia en todos lados”, Canal 14; Caricatura, “El Monstruo”, Acelo Ruiz Villanueva, El Universal.

Menciones honoríficas

Obtuvieron en Reportaje, “Buscadores en un país de desaparecidos”, Daniela Pastrana, Pie de Página

Fotografía, “Retratos íntimos de los miles de haitianos atrapados en Tijuana”, Hans Máximo, Vice News,

Divulgación de Ciencia y Cultura, “Fuente de vida”, Iván Carrillo, Newsweek en español.

El premio consistió en un diploma, la escultura “El Águila” diseñada por Juan Soriano y 50 mil pesos en efectivo.- MEGAMEDIA.

Foto: Gabriel Chan.

Aprovechó que estaba sola para quitarse la vida

Definen los grupos para Copa Mundial Femenil Francia 2019