in

Escapan de la violencia en Guerrero

Una familia de desplazados come en un campamento improvisado

Guerra irregular genera aumento de desplazados

CHILPANCINGO.— Después de tres días de confrontación armada en la sierra que han dejado un número indeterminado de muertos y heridos, familias completas del municipio de Leonardo Bravo decidieron abandonar sus comunidades para escapar de la violencia y refugiarse en Chichihualco.

Mientras, el grupo armado de Tlacotepec difundió un vídeo en redes sociales donde exhiben los cuerpos de dos hombres colgados en un bosque son cocidos a tiro de metralla y advierten que van a seguir tomando poblados de esta franja donde se supone que existe una operación policiaca militar para tratar de apaciguar la guerra irregular.

Se trata de una célula al servicio de Juan Castillo Gómez “El Teniente”, brazo armado de Onésimo “El Necho” Marquina Chapa, quienes mantienen una brutal disputa por el control del eje minero y la zona amapolera con Isaac Navarrete Celis “El Señor de la I”, líder del grupo denominado Cartel del Sur, explica en el vídeo el jefe del comando, todos con vestimenta militar y armas, que masacra a los cadáveres.

Por su parte, el gobierno de Héctor Astudillo Flores ha tratado de invisibilizar el grave problema de los desplazados por la violencia en la entidad, al afirmar que están atendiendo a las víctimas con la entrega de “despensas y colchonetas”.

Incluso, el secretario de Gobierno de Guerrero, Florencio Salazar Adame, culpó a los desplazados de su propia tragedia, al afirmar en su pasada comparecencia ante diputados locales que las víctimas “cambiaron los cultivos tradicionales por la amapola y ahora enfrentan las consecuencias de su propia decisión al salir de sus tierras”.—Proceso

 

“Un honor acompañarles”, dice Ivanka Trump

Maratón de payasos por una buena causa en Progreso