in

Estos son los antecedentes de Emilio Zebadúa, mano derecha de Rosario Robles

Hacienda congeló las cuentas de la extitular de la Sedesol Rosario Robles y un integrante de su círculo cercano, el exoficial mayor Emilio Zebadúa (Foto tomada de @jc_abreu)
Hacienda congeló las cuentas de la extitular de la Sedesol Rosario Robles y un integrante de su círculo cercano, el exoficial mayor Emilio Zebadúa (Foto tomada de @jc_abreu)

CIUDAD DE MÉXICO.- Emilio Zebadúa era del círculo más cercano a Rosario Robles desde que el expresidente Enrique Peña Nieto la nombró como secretaria de Desarrollo Social (Sedesol).

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda congeló las cuentas bancarias de la exfuncionaria y de Zebadúa.

Te puede interesar: Hacienda congela cuentas de Rosario Robles y de Emilio Zebadúa

Dichas medidas fueron luego de que en julio pasado se dio a conocer que la Fiscalía federal busca llevarla a juicio por supuestos desvíos de recursos durante su gestión en la Sedesol y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en el caso conocido como la “Estafa Maestra“.

Emilio Zebadúa se desempeñó como oficial mayor en la Sedesol y en la Sedatu, cuando Rosario Robles encabezó esas dependencias.

Trayectoria del acusado

Dentro de la Sedesol, Zebadúa fue Oficial Mayor y, a la salida de la extitular para incorporarse como secretaria de Desarrollo Territorial y Urbano, su relación laboral continuó.

A partir de 2015, Zebadúa ocupó el puesto de Oficial Mayor en la Sedatu. En ambas instituciones se encargaba del manejo de recursos públicos.

Tras salir de la Sedesol, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) le emitió 19 observaciones y requirió a Mauricio Razo Sánchez, titular de quejas del Órgano Interno de Control para que investigue esos señalamientos.

Al igual que Zebadúa, Razo Sánchez conformó el equipo de Rosario Robles en la Sedatu, donde ocupó el mismo puesto que tenía en Sedesol.

Te puede interesar: Rosario Robles pagó por sondeos que no se hicieron

En abril de 2018, la Secretaría de la Función Pública sancionó a Razo Sánchez por archivar sin justificación las observaciones de la ASF de 2013 y 2014 contra el Oficial Mayor de la Sedesol, Emilio Zebadúa.

Como titular de Sedatu y Oficial Mayor, Robles y Zebadúa establecían las políticas, normas, lineamientos, sistemas y procedimientos para la programación, presupuesto y administración de los recursos materiales, humanos, informáticos y financieros de la institución.

A cargo del presupuesto

Zebadúa proponía directamente a Rosario Robles la designación y destitución de servidores públicos en la Sedatu; autorizaba las compras y documentación para los pagos con cargo al presupuesto.

Además, era el único autorizado para gestionar las partidas del presupuesto ante Hacienda. Inició su carrera en el servicio público desde 1996 como consejero general del Instituto Federal Electoral (hoy INE).

En el año 2000 trabajó en la Secretaría de Gobierno de Chiapas; de 2003 a 2005 fue diputado federal por el PRD y durante todo el sexenio de Felipe Calderón presidió la Fundación para la Cultura del Maestro, A. C.

Para 2013 se incorporó al equipo de Rosario Robles en la Sedesol, donde tenía bajo su mando 204 empleados, cinco asesores y un secretario particular.

Al término de su gestión en la Sedatu, Zebadúa percibía 189 mil 944 mensuales (sueldo bruto), gozaba de un seguro institucional, uno de retiro, otro de gastos médicos y uno de separación.

Ante el juez

Rosario Robles afirmó que el próximo 8 de agosto comparecerá ante el juez de control del Reclusorio Sur que la requiere para que la Fiscalía General de la República formule imputación en su contra por ejercicio indebido del servicio público.

Mediante una carta dirigida al presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, la exfuncionaria consideró que existe un “linchamiento mediático” en su contra.

Esto “ha influido, a mi parecer, en los órganos encargados de procuración de justicia y ha puesto en riesgo mi integridad personal, mi derecho a la honra y el debido proceso”, afirmó en el escrito recibido esta mañana.

Te puede interesar: “No se pueden hacer juicios sumarios a Rosario Robles”, indica AMLO

Sin embargo, confió en que el Poder Judicial será garante de una actuación imparcial en la causa penal iniciada en su contra.

“En este caso ha habido filtraciones indebidas y violaciones a mis derechos, le pido con todo respeto que en el proceso al que seré sometida se consideren todos estos hechos para que no influyan en el ánimo del juzgador”, pidió a Zaldívar.

En su escrito, la ex funcionaria destacó que hasta 2018, la Fiscalía General indicó que no había ninguna denuncia en su contra derivada de este caso.

Fallecido en Ucí

Hallan sin vida a una personas a las puertas de una cantina en Ucí

Dan de baja a policía por vídeo viral con jovencitas en una patrulla