in

Feministas más activas

Mujeres durante la manifestación en contra de la violencia de género y de policías acusados de presunta violación

Ven un cambio generacional en mujeres de hoy

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).— “Ha aumentado la violencia de manera muy preocupante y los gobiernos anteriores permitieron la impunidad. Todo eso va haciendo un contexto en el que cualquiera puede transgredir la ley”, explicó ayer Ivonne Acuña, académica de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Iberoamericana.

“Además, se sigue viendo a las mujeres como seres de segunda para los deseos y servicio de los hombres”,

Para ella, a la coyuntura del país se une un cambio generacional en las feministas, de las cuales la mayoría son jóvenes con una visión más amplia de la vida, de los derechos y también en cuanto a estrategias de acción.

“No es lo mismo salir a la calle en silencio, modositas femeninas y bonitas como le gusta a la sociedad, a salir encapuchadas, vestidas de negro, con tatuajes, etcétera. Y hacer pintas en las calles. Tiene que ver con este recambio generacional”, sentenció Ivonne Acuña.

La activista del colectivo Políticamente Incorrectas Lupita Ruiz consideró que gracias a la lucha de las anteriores y a los cambios que hay en las nuevas generaciones “hay diálogo en muchos espacios públicos, a pesar de los detractores”.

Una de sus compañeras, Blanca Juárez, destaca el hartazgo ante las desorbitadas cifras de feminicidios —atribuibles a razones de género— con 563 entre enero y julio. Aun así “ni los feminicidios, las muertes violentas, han podido cambiar las estructuras de poder y la cultura machista de México”, se lamentó.

Los días 10 de julio, 3 y 8 de agosto se reportaron tres casos de violación de mujeres, una de ellas menor de edad, supuestamente por agentes de policía de Ciudad de México, y a raíz de esto comenzaron las protestas.

“Se juntó toda esa furia”

El pasado viernes 16, en la concentración celebrada en la glorieta de Insurgentes “se juntó toda esa furia” de las mujeres y la jornada terminó con destrozos en mobiliario público, una estación de transporte, una comisaría de policía y pintas en el célebre monumento de Ángel de la Independencia que hoy está en restauración.

Espera “justicia” de la 4T