in ,

Fermaca invertirá 12,000 mdp “extra” en gasoductos para el sur y sureste del país

Fermaca invertirá este año 12,000 millones de pesos (mdp) extra para expandir su red de gasoductos y llevar gas al sur y sureste del país (Foto de @ExpansionMx)
Fermaca invertirá este año 12,000 millones de pesos (mdp) extra para expandir su red de gasoductos y llevar gas al sur y sureste del país (Foto de @ExpansionMx)

CIUDAD DE MÉXICO.— La empresa Fermaca anunció que este año invertirá 12,000 millones de pesos (mdp) extra para expandir su red de gasoductos y llevar gas al sur y sureste del país.

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, Fernando Calvillo, presidente del Consejo de Fermaca, detalló que en los últimos 15 años la firma ha invertido 3,500 millones de dólares en sus gasoductos en México.

Te puede interesar: “Tenemos asegurado el gas a buen precio para 20 años”, dice AMLO

Fermaca está comprometida con un futuro próspero para México, por lo que este año ha invertido 350 millones de dólares en infraestructura energética y prevé una inversión adicional de unos 615 millones más”.

“Son 12,000 millones de pesos adicionales de inversiones para la expansión de los gasoductos y para llevar gas natural al sur-sureste del país”, indicó Calvillo.

Afirma que tiene confianza en el gobierno

Explicó que la red de gasoductos de Fermaca abarca 2 mil 150 kilómetros desde Texas.

Afirmó que la compañía tiene confianza en el Gobierno Federal y explicó que con la renegociación de contratos las tarifas de los gasoductos siguen siendo competitivas.

El 27 de agosto pasado López Obrador anunció que se había llegado a un acuerdo con tres de las cuatro empresas privadas con las que renegociaba siete contratos de gasoductos —entre estas, Fermaca— logrando un ahorro de 4,500 millones de dólares.— Con información de El Universal y EFE

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, señaló que el tráfico ilegal de armas es un tema particularmente difícil para México (El Universal)

El tráfico de armas es un tema “particularmente difícil” para México