in

Fraude en venta de pescado

Amas de casa observan un puesto de venta de pescado en el mercado de la Viga en Ciudad de México

Detectan engaño en expendios y en supermercados

CIUDAD DE MÉXICO.— Un estudio de la organización Oceana, que busca la conservación de los océanos y sus especies, muestra cómo en el país es común la práctica de sustitución de pescados con la que, solo por mencionar un caso, mientras los comensales eligen marlín lo que en realidad reciben es atún ahumado.

Este tipo de sustitución ocurre en restaurantes, pescaderías y supermercados. Hay casos en que se vende mero, cuando en realidad es basa; o que se piensa que es huachinango, pero es bagre bandera o dorado.

El estudio de Oceana se llevó al cabo en 133 establecimientos, pescaderías, supermercados y restaurantes, en Ciudad de México, Cancún y Mazatlán.

Fueron recolectadas muestras, y luego se comparó el nombre comercial de cada pescado a la venta con el nombre científico, a partir de la información genética.

El resultado fue, en promedio, de un 31% de sustitución de especies. En total fueron identificados 116 casos de sustitución.

Durante la presentación del estudio, Renata Terrazas, directora de campañas de transparencia en Oceana México, expuso que en la capital mexicana hay un 34% de sustitución mientras que en Mazatlán —el puerto pesquero más importante de México— hay un 31.5%.

Cancún, elegida para el estudio por su gran afluencia turística, registra por su parte un 26.5% de sustitución.

Los pescados más sustituidos son el marlín —muy popular en tacos y tostadas— con un 95% de sustitución, el pez sierra con un 89% y el mero con un 87%.

Esta sustitución de especies marinas se basa fundamentalmente en un interés económico, pues la diferencia de precios entre lo que paga el consumidor y lo que realmente se lleva a la boca es grande.

El mero, por ejemplo, cuesta en México 579 pesos el kilogramo, precio muy superior al de la basa, el pescado que lo sustituye y que cuesta 91 pesos el kilo.

Lo mismo pasa con el huachinango, de 600 pesos el kilogramo y su sustituto habitual, el bagre, que se vende a tan solo 53 pesos por kilo.

Renata apuntó que algunas de las especies que reemplazan a la que cree el consumidor que está comiendo están amenazadas.

“No solo nos estamos comiendo especies en la lista roja, amenazadas o en algún tipo de peligro, sino que además algunas sustituyeron a otros”, comentó.— Animal Político y EFE

El legendario baterista Hal Blaine. Foto: Michael Ochs Archives/Getty Images)

Muere “el mejor baterista de la historia”, Hal Blaine, a los 90 años de edad

Cartón de Tony: La marca de la secretaria