in

“No llegan recursos esperados”

Habitantes de Palenque

Gobernador de Quintana Roo, con dudas por el Tren Maya

CANCÚN (EL UNIVERSAL).— Los pocos recursos destinados al Tren Maya en el presupuesto 2020 hacen pensar que el proyecto tiene miras más a futuro, porque actualmente no están llegando las inversiones esperadas para su construcción, señaló Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo.

“Dentro del presupuesto federal del próximo año, el Tren Maya tiene 2 mil 500 millones de pesos, que es una cantidad mínima considerando que será un tema de gran impacto de inversión, lo que evidentemente hace pensar que (el proyecto) va mucho más a mediano y larga plazos y no en el corto plazo, que es lo que tal vez mucha gente está esperando”, afirmó en su participación en México Cumbre de Negocios que se celebra en Cancún.

No es verdad que el sureste del país esté recibiendo la mayor parte del presupuesto federal, como dicen algunos gobernadores, al contrario, “estamos luchando por tener un mejor presupuesto federal”, agregó el gobernador.

“El Tren Maya lo vemos como un proyecto muy ambicioso, que tendrá costos seguramente muy altos para el país y que espero logre concluirse, porque el tren conectará al Mundo Maya y será muy importante para el turismo en la región”, consideró el mandatario.

Desde su perspectiva, el sureste del país ha tenido estados con economías rezagadas desde hace años, porque falta educación, infraestructura y apoyos a esquemas productivos que generen desarrollo.

“Se han hecho diversos intentos en muchos sexenios para impulsar la región, pero por desgracia se mantiene la misma tendencia”.

Las Zonas Económicas Especiales buscaban llevar mayor desarrollo a algunas regiones del país, pero desgraciadamente no fueron tomadas en cuenta para su continuidad, agregó.

Por su parte, Juan Carlos Marroquín, presidente honorario de Grupo Nestlé México, opinó que el Tren Maya es un excelente proyecto para desarrollar el sureste del país, pero se puede aprovechar para incorporar las mejores prácticas digitales de la industria 4.0, “para situar esta obra en otra liga desde el principio y no tratar de igual al norte, sino superar al norte en algunas áreas”.

Para el directivo de origen guatemalteco, la infraestructura, educación, ciencia y tecnología, son indispensables para el desarrollo económico de la región sureste de México.

“Los valores y la cultura en el sureste es diferente a la del resto del país, esta región de México se parece más a Guatemala, Honduras y El Salvador que ha Monterrey o Coahuila, lo cual debe venir asociado a un respeto al tejido social que existe en estos estados para que la transformación se alcance, porque si tratamos de ser invasivos en esta región no va a pasar”, sugirió en su participación en México Cumbre de Negocios.

El año pasado, Nestle anunció una inversión inicial de 175 millones de dólares para construir una fábrica de café soluble en Veracruz que comenzará a operar a finales del siguiente año, misma que se convertirá en la más grande del mundo en su tipo, destacó el directivo.

Según Agencia Infoqroo, en esa misma cumbre estuvo presente, Alejandro Varela Arellano, director jurídico del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), quien señaló que el Tren Maya es el único proyecto en la historia que estará acompañado por tres agencias de Organización de las Naciones Unidas: ONU-Hábitat, Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (Unesco) y Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops).

“No hay nadie que tenga más información de modelos de ciudades sustentables, porque es Naciones Unidas y tiene toda la información de todo lo que se debe hacer en la planeación urbana para tener un entorno de sustentabilidad social”, señaló.

“No hay nadie que tenga más información de modelos de ciudades sustentables, porque es Naciones Unidas y tiene toda la información de todo lo que se debe hacer en la planeación urbana para tener un entorno de sustentabilidad social”, agregó.

Otro es la Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (Unesco), que ante la preocupación que hay, garantizará el respeto al patrimonio cultural mixto y al histórico en la zona de influencia del ferrocarril, como la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an, la de Calakmul y Chichén Itzá, entre otros.

La tercera agencia involucrada es la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops), que será “testigo social” en una de las líneas estratégicas de transparencia: los procesos de licitación, que tendrán el más alto estándar de imparcialidad”.

Aprenden más del autismo