in

Hay “suficiente” para el tren

El director general de Fonatur

Fonatur explica cómo se usaría lo presupuestado

CIUDAD DE MÉXICO (Notimex).— El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) aseguró que la propuesta de presupuesto 2020 es “suficiente” para cumplir con los trabajos de la construcción del Tren Maya.

El director general de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, señaló que esta obra de infraestructura es fundamentalmente de inversión privada y los recursos asignados servirán para obras inducidas, estudios de impacto ambiental, consultas, algunas reservas complementarias, ajustes de tipo social, ambiental y técnico.

De acuerdo con el proyecto de Presupuesto de Egresos 2020, presentado la víspera, fueron solicitados 2,500 millones de pesos para el Tren Maya, lo que significó una reducción de 57 por ciento en comparación con lo aprobado para 2019.

“Nosotros tuvimos este año una asignación de cinco mil millones que han servido para varias preparaciones para el mismo proyecto, como algunos pagos de derechos de vía, de carreteras, de obras preliminares y en el año 2020 evidentemente tuvimos una cantidad menor porque las cantidades fuertes son en los contratos”, apuntó el funcionario.

En un comunicado, Jiménez Pons anticipó que en diciembre se lanzarán las licitaciones para la construcción de los siete tramos del Tren Maya, lo cual implicará una inversión privada de 80 mil millones de pesos.

El funcionario señaló que el Tren Maya incluye un esquema financiero basado en Asociaciones Público–Privadas, APPs donde la iniciativa privada aportará ́ 90 por ciento de la inversión n que se les pagará a lo largo de un plazo de 30 años, pero que se pagará con la operación del Tren.

El control de esta operación la llevará el Estado y el Fonatur contratará a una empresa que sepa de trenes que será la encargada de ello, añadió Jiménez.

“Quien construya el Tren Maya tendrá un contrato por disponibilidad y se le pagarán tres cosas: capital, intereses y mantenimiento durante 30 años, subrayó.

El aeropuerto

En otro tema, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por su sigla en inglés) advirtió ayer que México necesita urgentemente la construcción de un nuevo aeropuerto porque, de no hacerlo, su economía podría perder cerca de 20,000 millones de dólares.

“Lo que se requiere en México urgentemente es mejorar la infraestructura. El impacto de no construir el nuevo aeropuerto es que 20,000 millones de dólares afectarán al producto interior bruto (PIB) y habrán unos 20,000 trabajos menos (en 2035)”, dijo el vicepresidente regional de la asociación, Peter Cerdá, en una rueda de prensa tras en un evento en Panamá.

Luego de una polémica consulta popular realizada en octubre de 2018, el presidente Manuel López Obrador decidió cancelar el nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco, unos 34 kilómetros al este de Ciudad de México, y negoció con las empresas afectadas una indemnización.

Según López Obrador, el aeropuerto de Texcoco era una infraestructura que ejemplificaba la corrupción en México.

“El gobierno anterior tomó la decisión, con mucho coraje, de construir un aeropuerto nuevo sabiendo que no iba a estar terminado al final de su mandato. Fue un proyecto que la industria apoyó al 100%”, explicó Cerdá ayer.

La obra, cuya inversión ascendía a 13,300 millones de dólares y estaba considerada el proyecto insignia de la administración del expresidente Enrique Peña Nieto, llevaba más de un 30 por ciento de avance.

Tras la cancelación, López Obrador ordenó la rehabilitación del actual aeropuerto de la ciudad y el de Toluca, 70 kilómetros al oeste, y la construcción de una nueva terminal en la base militar de Santa Lucía.

El alto cargo de IATA aseguró que el Aeropuerto Internacional “Benito Juárez” de Ciudad de México (AICM) está saturado porque tiene una capacidad de 30 millones de pasajeros y hoy recibe a más de 42 millones al año.

“México es un mercado con un gran potencial, como Panamá. Actualmente, es difícil encontrar nuevos vuelos porque el aeropuerto está en su punto máximo, y esto puede traer consecuencias económicas y sociales muy negativas para el país, porque cuando la capital no puede crecer, afecta a otras ciudades que también son punto de conectividad”, concluyó.

Cartón de Tony: FELICIDAD EXPRESS