in

Iglesia pide más seguridad

El arzobispo de México

“Esto no es tema de risa”, advierte editorial católico

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal y Notimex).— La Arquidiócesis de México hizo un llamado a las autoridades gubernamentales a reforzar la seguridad de recintos religiosos a fin de prevenir y atender cualquier tipo de contingencia.

Bajo el título “Defendamos la seguridad de la Catedral”, el editorial publicado en el semanario “Desde la fe” expresó que aunque se llegó a un acuerdo con la Comisión Nacional de Seguridad de la Secretaría de Gobernación y la Catedral Metropolitana cuenta con un servicio de Protección Federal, se requiere fortalecer.

“Es necesario que exista una estrategia clara y definida, con una protección mayor en número de elementos y un sistema tecnológico que favorezca la prevención y atención ante cualquier contingencia”, resaltó el artículo.

La Arquidiócesis encabezada por el cardenal Carlos Aguiar Retes retomó el tema luego de que en semanas pasadas un joven burló la seguridad y escaló hasta uno de los campanarios de la Catedral Metropolitana.

“Esto no es tema de risa ni de atención menor, pone sobre la mesa un tema pendiente y urgente: la seguridad de los recintos religiosos que, además de ser patrimonio histórico y cultural del país, resguardan una gran cantidad de arte sacro, tesoro de todos los mexicanos”, subrayó.

Pide por los enfermos

El cardenal Carlos Aguiar Retes destacó “el ejemplo que tenemos con los enfermos por la forma en que hacen frente a su situación, lo que es un ejemplo de espiritualidad”, por lo que pidió por ellos durante la celebración eucarística dominical.

En la homilía destacó lo que implica la fuerte experiencia del encuentro con Dios que tuvieron Isaías, Pablo y Pedro. El prelado dijo que la mejor manera de obtener la gracia de la fortalezca es “reconociendo quiénes somos ante él”.

En ese sentido, advirtió que la cercanía con Dios “nos hace temblar en un primer momento”, y por ello “debemos reconocer como lo hacen Isaías, Pedro y Pablo, que Dios viene a encontrarnos para ayudarnos, fortalecernos y darnos una misión”.

El Cardenal destacó que los enfermos son un hermoso ejemplo con el que se puede constatar cómo la aceptación de una condición y la fe en Dios, son los elementos que les brindan valentía y fortaleza para afrontar esos momentos de dolor con confianza y esperanza.

“Cuando aceptamos la gracia de Dios en medio de la adversidad, cobramos fuerza”, puntualizó.

 

Poderoso vuelo de Conkal en la Estatal

Cartón de Tony: Cuevas en Yucatán