in ,

Investigadores de la UNAM piden restringir el turismo “ecológico” en Cozumel

Un total de 22 estudiantes del Instituto Cumbres participaron en un taller teórico-práctico acerca del proyecto de restauración de corales que realiza la Fundación de Parques y Museos de Cozumel (FPMC) en el Parque Natural Chankanaab, lo que les permite adquirir conocimiento vivencial y conocer de los programas de ambientales que realiza la institución.

COZUMEL.- Lorenzo Álvarez Filip, investigador de la Unidad Académica de Sistemas Arrecifales de la Universidad Autónoma de México (UNAM), se pronunció a favor de que las autoridades eviten la sobrecarga de turistas en zonas naturales de la isla, pues las condiciones son desfavorables para la recuperación de los arrecifes enfermos del síndrome del Coral Blanco.

Dijo que dicha bacteria se ha desarrollado ya en un 40 por ciento sobre el arrecife conocido como “Paraíso”; el cual es propiedad del Parque Marino Arrecifes de Cozumel,  lo cual es preocupante ya que no hay alternativa para que el coral enfermo se recupere.

Mal manejo del turismo ecológico

Añadió que el mal manejo del turismo “ecológico” ha traído diversas consecuencias para el entorno de la isla, ya que los prestadores de servicios náuticos- turísticos ingresan de una manera descontrolada a las áreas protegidas.

En el marco del “Día Mundial de los Océanos”, se realizó una jornada de monitoreo y mantenimiento de los corales que se sembraron en el Parque Natural Chankanaab, como parte del Programa de Restauración de Arrecifes. Algunos de los niños y niñas que son parte de este grupo ecologista formaron una brigada para hacer trabajos de mantenimiento de los viveros de corales.

De acuerdo con los datos proporcionados por trabajadores de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), en Cozumel, el parque marino tiene una capacidad de hasta 1,500 embarcaciones. Sin embargo, en vacaciones se llega a duplicar sin que las autoridades puedan tener un control en el acceso, ante la falta de personal y recursos propios.

Trabajo en conjunto

En este sentido, Alvares Filip reconoció que se entiende que las personas quieran conocer las riquezas naturales del destino; sin embargo, es necesario que los prestadores de servicio sean responsables y tengan buenas prácticas para evitar una propagación del Síndrome Blanco.

Para ello, recomendó el crear conciencia en los vacacionistas con el objetivo de evitar la basura o productos químicos tóxicos que puedan afectar los mares, así como realizar una actividad de buceo y snorkel correcta, sin tocar los corales.

Te puede interesar: Envenenan a perros y gatos en Ticul


Barcelona adquiere a Neto en cambio con Valencia

Los aspirantes a dirigir el FUTV reunidos en las instalaciones del Iepac

Elecciones del FUTV, el próximo domingo