in

Joven Jesucristo cae de la cruz y se lesiona el cráneo

Foto: ilustrativa EFE.

NUEVO LEÓN.—Un joven que representaba a Jesucristo en la ceremonia de Crucifixión en Santa Catarina, cayó de unos dos metros de altura y sufrió lesiones cervicales, en el cráneo, brazos y piernas.

El joven tuvo ser trasladado a un hospital.

Según Protección Civil del Estado de Nuevo León, los hechos ocurrieron cuando ante cientos de testigos que participaban en la recreación del Viacrucis, al parecer, se soltaron los amarres que sujetaban a una cruz de madera al joven Juan Antonio de Jesús, de 23 años de edad.

Juan Antonio fue atendido en el sitio por paramédicos, pero las lesiones que presentaba ameritaron su traslado médico.

Salva a hijo de morir ahogado

En otros hechos, un padre de familia logró salvar la vida de su hijo de 13 años de edad, a quien sacó inconsciente del fondo del Río San Juan en Cadereyta, al que se había metido a nadar.

El padre logró reanimar a su hijo mediante maniobras de Reanimación Cardiopulmonar (RCP), con las indicaciones que recibió telefónicamente del personal que atiende las emergencias.

El hecho ocurrió en el paraje Las Trancas, en el municipio de Cadereyta, a donde el menor Juan Gerardo Guerrero Sánchez, de 13 años, había ido a pasear con su familia.

Instrucciones por teléfono

Al notar que, tras meterse a nadar, Juan Gerardo no salía a la superficie, su padre Lucio Guerrero Álvarez se metió al fondo del río y lo sacó inconsciente.

Los integrantes de la familia realizaron una llamada de auxilio y el personal que atendió la llamada en el centro de emergencias del C5, al tener información del caso, dio instrucciones al padre de familia para que iniciara maniobras de reanimación, mientras arribaba una ambulancia de Cadereyta.


Casi se ahorca de verdad

 La escenificación de la última cena que realizaron los jóvenes del viacrucis viviente en Baca casi termina en tragedia.

El joven que interpretó el papel de Judas Iscariote de verdad se estaba ahorcando.

Javier. M. A., de 22 años de edad, desarrollaba su papel y se colgó en una de las ramas del árbol de almendro. Sin embargo el nudo empezó a cerrar su cuello y a ahorcarlo, causándole incluso convulsiones.

Comisarías de Tizimín, sin luz desde hace casi dos meses

Astrónomos piden ayuda para nombrar a un planeta